El ex jefe del Servicio Bolivariano Nacional de Inteligencia, Manuel Cristopher Figuera, sostiene que Nicolás Maduro está totalmente aislado y los jefes de las diferentes facciones que forman su régimen conspiran en secreto, buscando una salida ordenada de la crisis al presentir que el final está cerca, según publicó  ElNuevoHerald.

La realidad, según Figuera, es que hay mucha gente que han hecho negocios y «en el fondo no está interesada en que Maduro esté”, dijo Manuel Cristopher Figuera.

Tras verse obligado a pasar primero a la clandestinidad y luego a salir de Venezuela para proteger su vida, el general se encuentra en Estados Unidos.

[NICOLÁS MADURO Y DIOSDADO CABELLO DECIDIDOS A ELIMINAR A JUAN GUAIDÓ]

En una entrevista con el Nuevo Herald, Figuera aseguró que hay personas en el país, de distintas jerarquías, que están desesperadas por salir de Maduro. Hay ministros que están en ejercicio, hay alcaldes, hay gobernadores. En este momento yo no creo que Maduro tenga incondicionales, salvo su familia”.

El general dijo que los boliburgueses, los grandes magnates del chavismo, quienes salir de Maduro para darse de la gran vida.

Delcy Rodríguez y su hermano Jorge Rodríguez
Delcy Rodríguez y su hermano Jorge Rodríguez

Reveló que los hermanos Rodríguez han estado negociando a espaldas de Maduro. «Delcy Rodríguez y su hermano Jorge Rodríguez, el actual ministro de Información, ya han comenzado a buscar la salida presintiendo que el régimen no podrá resistir los efectos de la crisis y las intensas presiones ejercidas por Estados Unidos y la comunidad internacional».

[El presidente Iván Duque le responde a Maduro: “Perro que ladra no muerde”]

Al referirse a la operación fallida del 30 de abril, Figuera indicó que en esa operación debieron haber participado también el ministro de Defensa Vladimir Padrino López y el presidente del Tribunal Supremo de Justicia chavista, Maikel Moreno, pero al final no lo hicieron.

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia chavista, Maikel Moreno
El presidente del Tribunal Supremo de Justicia chavista, Maikel Moreno

“Maikel Moreno ya venía trabajando con Padrino. Yo sabía que él andaba en algo, incluso había otros líderes, que me han pedido que no les mencione, civiles y militares. Es gente que está allá que todavía se mantiene en la sombra”, comentó el ex jefe de inteligencia.

Señaló que el propósito de la conspiración era salir de Maduro, pero sin colocar a Guaidó en el palacio presidencial.

En ese orden, comentó que Maikel Moreno estaba pidiendo que ese proceso transicional durara tres años y medio, estaba pidiendo nombrar al ministro del Interior y Justicia, nombrar al fiscal y seguir al frente del Tribunal Supremo.

“Lo que él estaba haciendo es peor que lo que tenemos. No era para que Guaidó asumiera la presidencia, sino que él, [Moreno] llevara la transición. Y aspiraba a que Estados Unidos lo reconociera a él para llevar el proceso de transición”, agregó.

La idea del plan era que Moreno emitiera una especie de pronunciamiento judicial que sirviera de justificación legal a la destitución de Maduro, que luego sería refrendado por un pronunciamiento de Padrino en representación de la Fuerza Armada Nacional.

También se contemplaba la protección a Moreno, quien manifestó temor ante las posibles acciones de las bandas paramilitares conocidas en Venezuela como colectivos. Los conspiradores también habían accedido a garantizar la seguridad del propio Maduro.

Figuera reconoció que no todos los sectores habían sido incluidos. “¿Yo preguntaba, y cómo queda Diosdado Cabello en esto?”, relató Cristopher Figuera en referencia al presidente de la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente y número dos del chavismo.

En ese sentido, «Moreno contestaba: “ese tema no se ha hablado, pero eso se puede hablar. Pero yo le respondía: Pero no… tú tienes que incluir a todos los factores de poder, tú no puedes negociar aquí a espaldas de nadie”.

Pero la verdad es que quienes realmente estaban detrás eran los grandes magnates del chavismo, quienes tratan de lograr una fórmula que permita apaciguar la ira de Washington y de la comunidad internacional para resguardar sus fortunas.

Figuera expresó: “Detrás de Moreno estaban los testaferros, porque hay mucha gente que se ha beneficiado del tráfico de influencia y que tiene mucho dinero, que no les interesa la política, sino su propio beneficio, y quieren ver una salida porque ahora quieren disfrutar del dinero. Muchos de ellos están sancionados por Estados Unidos».

De acuerdo con Figuera, la conspiración comenzó cuando los testaferros le ofrecieron mucho dinero a Moreno por redactar ese decreto.

Figuera lamenta que su asistente en el SEBIN, el mayor Jesús García Hernández, no logró salir de Venezuela. Apareció muerto en mayo en un hotel en la ciudad de Los Teques, con una herida de bala en la cabeza, en un caso en que la policía del régimen trató como un suicidio pero que Cristopher Figuera sostiene que fue un asesinato.

Por ello, asegura: “Maduro tendrá que saldar esa cuenta en algún momento”.

Una de las teorías de Cristopher Figuera es que el control del régimen está en manos de diferentes facciones, que controlan áreas del país en distintos feudos, que el general llamó “factores de poder”.

Maduro y Diosdado Cabello
Maduro y Diosdado Cabello

Relató que el grupo más visible es el controlado por Maduro y su familia, «pero también están los sectores controlados por el actual ministro de Industria, Tarek El Aissami, el de Cabello, el de los hermanos Rodríguez, y el más discreto sector encabezado por Padrino López».

Cree que a Maduro le recomendaron que se hiciera de de la vista gorda sobre las conversaciones que sostenían Padrino y Moreno simplemente porque no tiene con quien reemplazarlos.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, y Vladimir Padrino López, ministro de Defensa de ese país.
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, y Vladimir Padrino López, ministro de Defensa de ese país.

“Allí está apelando al dicho de más vale malo conocido que bueno por conocer. El ya sabe quién es Maikel Moreno. Sabe que es lo que tiene y que no tiene, y dónde lo tiene. Igual sabe de todos”, dijo Cristopher Figuera.

“Todos están además sancionados y allí todos se necesitan, aunque la situación ya se está deteriorando más y yo me imagino que están desesperados”.

Fuente: Miami Diario.

Le puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__