El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rechazó este viernes la “parcialización” del Grupo de Contacto Internacional, que llamó a elecciones presidenciales libres en su declaración final de una reunión en Uruguay.

“Rechazamos la parcialización, la ideologización del documento del Grupo de Contacto, pero estoy listo y dispuesto a recibir a cualquier enviado” de ese bloque de países europeos y latinoamericanos, aseguró Maduro en rueda de prensa.

Le puede interesar: Colombia cancela permisos migratorios de más de 300 “partidarios” de Maduro

Además, durante su alocución, dijo que va a impedir el “show de la ayuda humanitaria falsa, porque nosotros no somos mendigos de nadie”. Así se refirió al cargamento que llegó a la frontera con Colombia por solicitud del opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por unos 40 países.

Según Maduro, esa ayuda humanitaria debería ser repartida entre los colombianos de ciudades pobres.

“La emergencia humanitaria” es “fabricada desde Washington” para “intervenir” Venezuela, según Maduro. “Es el expediente que completa la intervención, es el show de la ayuda humanitaria”, agregó y culpó de la escasez de alimentos y medicinas que padecen los venezolanos a sanciones impuestas por Estados Unidos.

Le puede interesar: Estados Unidos revoca visas a miembros de Asamblea Constituyente venezolana

Nicolás Maduro
Nicolás Maduro

“Liberen el dinero que nos tienen bloqueado y secuestrado. Es un juego macabro: los apretamos por el cuello y les hacemos pedir migajas”, manifestó.

“No es ninguna ayuda. Es un mensaje de humillación al pueblo, porque si quisieran ayudar deberían cesar todas las sanciones económicas (…) El paquete es muy bonito por fuera, ayuda humanitaria, pero por dentro lleva veneno”, subrayó.

La ayuda está esperando el desbloqueo

En tanto, el primer cargamento de ayuda humanitaria internacional para paliar la crisis que vive Venezuela llegó a la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con ese país, informó este jueves la embajada de Estados Unidos en Bogotá.

“Primeros camiones de ayuda humanitaria de Usaid están en Colombia, mientras EE.UU. posiciona artículos de asistencia destinados a Venezuela. A solicitud del presidente interino, Juan Guaidó. Trabajamos para entregarlos lo antes posible”, escribió la embajada en Twitter.

Maduro ha rechazado todos los envíos de ayuda humanitaria a Venezuela, debido a que, según él, abrirá el camino a una invasión militar estadounidense y un golpe de Estado.

Ante esto, el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, afirmó ayer miércoles desde Washington que impedir la entrada de ayuda humanitaria “es un crimen”.

Fuente: DW

Ir a la portada de BLes

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante a la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.