El Juez de Distrito de los Estados Unidos, Howard Sachs, emitió la orden de detener temporalmente partes de la ley aprobada en el estado de Missouri, que impide el aborto después de la octava semana de gestación, un día antes de que entrara en vigor.

No obstante, las disposiciones de la ley que prohíben los abortos por razones de raza, género o un diagnóstico médico mediante el cual se sospeche que el bebé tiene Síndrome de Down, sí empezaran a regir desde el 28 de agosto, de acuerdo con The Hill.

“No se puede permitir que las diversas secciones que especifican prohibiciones de abortos en varias semanas antes de la viabilidad entren en vigor el 28 de agosto, según lo programado”, escribió el juez Sachs según el mismo medio.

[Nuevo fallo a favor de la vida en EE. UU.: Planned Parenthood no podrá realizar abortos en Missouri]

En el mismo fallo el alto funcionario judicial detalló que la ley que prohíbe el aborto en Missouri, después de las 8 semanas de gestación, es contraria al precedente de la Corte Suprema que permite el aborto hasta la semana 24, cuando se considera que los bebés son viables.

La excepción estaría dada por algún problema de salud de la madre, caso en el que sí se podría recurrir al aborto antes de la semana 24.

[El Senado de Missouri aprueba una ley que limita el tiempo para practicar el aborto]

La ley llamada “Missouri representa al nonato” prohíbe el aborto en casi todos los casos, y no hace excepciones para la violación y el incesto. Es considerada una de las leyes Pro Vida más completas del país.

Por su parte Kristan Hawkins, del grupo antiaborto Students for Life, calificó la decisión del juez Sachs de “una parodia de justicia y un insulto al proceso democrático”, según NPR.

Asimismo, Marjorie Dannenfelser, presidenta de Susan B. Anthony List, un grupo Pro Vida, criticó la decisión del juez, resaltando que los legisladores emitieron la ley siguiendo la voluntad de los electores del estado de Missouri, informó el mismo medio.

Planned Parenthood, a su vez, presentó una demanda para detener la ley el mes pasado, y una vez conocido el bloqueo proferido por el juez federal expresó su satisfacción por esta acción.

Los activistas Pro Vida de varios estados de los Estados Unidos buscan que el Tribunal Supremo, que ahora tiene mayoría conservadora, anule la histórica decisión de 1973 Roe vs Wade que legalizó la interrupción del embarazo en el país.

José Ignacio Hermosa – BLes

Le puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__