La Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos levantaron la sesión de este viernes sin lograr un acuerdo presupuestario, lo que aseguraría un cierre parcial del gobierno desde la medianoche.

Los enviados del mandatario Donald Trump trabajaban frenéticamente para lograr un acuerdo de último minuto con los demócratas y con algunos legisladores republicanos. Pero aunque el vicepresidente Mike Pence, el jefe de despacho interino Mick Mulvaney y el asesor Jared Kushner iban y venían en el Capitolio, no había señales de un acuerdo.

Se prevé que los senadores vuelvan a reunirse al mediodía del sábado.

El cierre, previsto para la medianoche, alteraría las operaciones de alrededor de 25% del gobierno y dejaría a cientos de miles de empleados federales cesantes o sin paga a pocos días de la Navidad.

Nueve departamentos y decenas de agencias serán afectados por el cierre, incluyendo los departamentos de Seguridad Nacional, Transporte, Interior, Agricultura, Estado y Justicia.

Durante una ceremonia de promulgación en la Casa Blanca, Trump dijo que el gobierno estaba “completamente preparado para un largo cierre”, aunque difícilmente alguien pensaba en la posibilidad de un cierre de larga duración.

“Esta es la única oportunidad que tendremos, en nuestra opinión, por la manera como se desmorona el mundo, para tener una gran seguridad fronteriza”, dijo Trump el viernes en la Casa Blanca. Los demócratas serán mayoría en la Cámara de Representantes en enero, y se oponen a dar muchos fondos para la construcción del muro.

Tratando de conseguir algún tipo de acuerdo, Trump dijo que aceptaría dinero para una “barrera de placas de acero” con puntas en lo alto, la cual -afirmó- sería igual de efectiva que un “muro” y “hermosa al mismo tiempo”.

Con información de AP

Ir a la Portada de BLes.com.

Temas: Categorías: América EE. UU.