El monje hallado muerto la tarde de este lunes en la ciudad chilena de Limache había sido acusado en 2018 por violación y abuso sexual.

Según informó la Diócesis de Valparaíso, los hechos denunciados se remontan a 1995, cuando el hermano de la orden Benedictina, Guillermo Jaime, habría ultrajado a una mujer mayor de edad.

Por estos hechos, pesaba una investigación canónica previa sobre el religioso, quien desapareció luego de haber salido a caminar por el sector aledaño al monasterio del sector de Lliu Lliu en Limache.

[LLEVÓ A SU HIJA ADOLESCENTE AL MÉDICO POR UNA INFECCIÓN MENOR PERO LE DESCUBRIERON UN CÁNCER MORTAL]

Las alertas se activaron luego de que el sacerdote llamara al monasterio, para dar cuenta que se encontraba desorientado.

El contacto telefónico se habría cortado, lo que lo dejó incomunicado, dando pie a una búsqueda iniciada el sábado, a la que se sumaron drones del municipio de Limache, además de Bomberos.

“Después de tres días de intensa búsqueda, fue encontrado su cuerpo en una quebrada de muy difícil acceso”, detallaron desde la Diócesis.

[CONFIRMAN LA MUERTE DE LA MADRE QUE HABÍA PERDIDO A SUS CUATRO HIJOS EN UN INCENDIO]

Le puede interesar: “Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Categorías: América Chile

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante a la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.