La declaración de impuestos de la Fundación Clinton para el año 2018 presenta una pérdida de 16,8 millones de dólares ocurrida durante ese año, que sumada a los 16,1 millones de dólares en pérdidas informados en el año 2017 muestran un acumulado de 32,9 millones de dólares en pérdidas.

Estas cifras reflejan un fuerte contraste con los 1.100 millones de dólares recibidos por la Fundación Clinton durante la administración de Obama y el tiempo en que Hillary Clinton estuvo en el cargo de Secretaria de Estado, en tanto que en el 2018 obtuvo tan solo 24,2 millones.

“La Fundación Clinton fue un vehículo de muchas maneras para que los ciudadanos extranjeros y los gobiernos extranjeros influyeran en la secretaria de Estado”, dijo Tom Fitton, el representante de Judicial Watch, según Fox News.

La entidad investigativa Judicial Watch, mencionó correos obtenidos a través de una solicitud con base en la Ley de Libertad de Información (FISA, por la sigla en inglés) según los cuales el exayudante Huma Abedin, proporcionó “acceso especial expedito a la Secretaría de Estado” a los donantes que habían contribuido de 25.000 a 10 millones de dólares a la Fundación Clinton, de acuerdo con USA Today.

“Estos nuevos correos electrónicos confirman que Hillary Clinton abusó de su cargo vendiendo favores a los donantes de la Fundación Clinton”, dijo en un comunicado el presidente de Judicial Watch, citado por USA Today.

Por otro lado, Scott Amey, asesor general del Proyecto de Supervisión del Gobierno, o POGO también se refirió a los mismos correos.

“Estos correos electrónicos muestran que había una larga fila de amigos de la Fundación Clinton que no tenían reparos en pedirle al Departamento de Estado de Clinton reuniones, favores y trato especial”, dijo Amey.

Por su parte Steve Bannon, asesor de la campaña del presidente Trump, escribió un documental según el cual los Clinton se enriquecieron por sus conexiones con las grandes empresas y los gobiernos extranjeros.

Uno de los casos citados es el del Príncipe Heredero Salman de Bahrein, quien obtuvo una cita con Hillary Clinton a través de su fundación y luego donó 32 millones de dólares.

Igualmente llama la atención que el dinero del 2016 provino de gobiernos extranjeros, y de acuerdo con lo dicho por Fitton, esa financiación servía a la Fundación Clinton para posicionar el nombre de Hillary como candidata presidencial.

José Ignacio Hermosa – BLes

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Vamos a devolver el poder al pueblo’ – ¿Fue Trump un elegido de Dios [Parte 2]

Ad will display in 09 seconds