Un ex jugador de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL, por la sigla en inglés) fue arrestado y acusado de destrozar sus propios negocios haciendo pasar la destrucción como un crimen de odio, en Gwinnett County, Georgia, Estados Unidos, el 11 de septiembre.

Un testigo reportó un asalto a un restaurante y a una heladería pertenecientes a Edwan Coughman, ex-jugador de la NFL, a las 9:30 de la noche, según The Daily Mail.

Cuando la policía llegó encontró insultos raciales escritos en las paredes, la palabra MAGA [la sigla en inglés del lema del presidente de los Estados Unidos Donald Trump: Hacer a América Grande de Nuevo], y esvásticas en las que se notaba que la pintura de aerosol todavía estaba fresca.

[El presidente Trump dice que “el odio no tiene lugar en Estados Unidos”]

Asimismo, los espejos, los cojines y el sistema de vigilancia estaban rotos, los cables cortados y los televisores habían sido robados.

Por su parte el testigo también dijo a la policía que el sospechoso del delito conducía una camioneta Chevrolet Silverado sin identificación.

[El mundo recuerda Holocausto entre signos de odio creciente]

Al día siguiente la policía encontró una camioneta que correspondía con esa descripción conducida por Coughman justamente, quien usaba unos guantes.

En el interior del vehículo había varios televisores con los soportes que tenían adheridas partes del yeso de las paredes. Adicionalmente había latas de pintura de aerosol negra y una herramienta con la supuestamente se habría forzado la puerta trasera para ingresar a los locales comerciales saqueados.

“Lo que sí sabemos es que, si ese testigo no nos hubiera llamado y si esos agentes no hubieran respondido tan rápido, probablemente estaríamos sentados aquí hablando de un crimen completamente diferente en el que el Sr. Coughman estaría tratando de decir que es una víctima”, dijo el cabo Michele Pihera de la policía del condado de Gwinnett, de acuerdo con el medio local Gwinnett Daily Post.

La versión que el exfutbolista dio a las autoridades decía que se había dado cuenta del asalto a sus negocios temprano y se dirigió a reclamar ante la compañía de seguros, pero no avisó a la policía.

La policía dijo que Coughman tiene antecedentes en el condado de Gwinnett por violaciones de tráfico.

El exfutbolista de 31 años jugó entre los años 2012 y 2016 en varios equipos de la NFL, entre ellos el Dallas Cowboys, el Buffalo Bills y el Washington Redskins.

José Ignacio Hermosa – BLes

Sigue leyendo:

. El presidente Trump dice que “el odio no tiene lugar en Estados Unidos”.

. El mundo recuerda Holocausto entre signos de odio creciente.

. Voces occidentales son utilizadas para promover la campaña de odio del régimen chino.

Te puede interesar: ¿Quién es Q? El plan para destruir EE. UU. en 16 años

videoinfo__video2.bles.com||99ca5d0cd__