El ex mandatario boliviano, Evo Morales, afirmó en una, por momentos tensa entrevista con BBC Mundo, que sigue siendo el presidente y que podría regresar a su país en “cualquier momento”, afirmando que postularse nuevamente como candidato a la presidencia “es mi derecho”, aunque eso no depende de él sino de los movimientos sociales y su partido.

Morales se salió de control hablando desde una sala de conferencias en un hotel de Ciudad de México, hacia donde salió el pasado 10 de noviembre tras presentar su renuncia, dice que ni cometió fraude ni tiene ningún asunto pendiente con la justicia, que solo desea “pacificar Bolivia”, pero al mismo tiempo llama a sus seguidores “a resistir”.

“Me dicen los juristas: mientras que la Asamblea no apruebe mi renuncia, sigo siendo presidente”, dijo Morales, a quien los diputados, horas más tarde de su salida hacia México bajo la promesa de asilo político, le aplicaron una cláusula de “abandono de sus funciones” y “ausencia indefinida del país”.

“Estoy esperando que la Asamblea Nacional decida sobre mi renuncia, si la rechaza o aprueba”, agregó Morales en su entrevista a BBC Mundo.

“Mantiene el llamado a resistir a este gobierno… llamó a resistir antes de irse”, a lo que el expresidente responde con un tono claramente indignado: “Lamento mucho, yo nunca en mi vida he tenido problemas con los periodistas que en base a la mentira… le pido con mucho respeto que no sea mentiroso” y cambia su tono al periodista a quien además interrumpe en otro momento tenso de la entrevista.

Si quieres ver parte de la entrevista de la BBC, puedes hacer clic aquí.

El periodista uruguayo Gerardo Lissardy le recordó a Morales que al momento de salir de Bolivia no denunció en ningún momento que se tratase de un golpe de estado perpetrado por la policía y el ejército, sino una renuncia “para garantizar la paz de Bolivia”.

“Nos ha sorprendido, que haya habido un comunicado de pedido de mi renuncia. Las Fuerzas Armadas no pueden hacer eso, un cuerpo armado no puede pedir mi renuncia”, afirmó Morales. “Yo antes de levantar el vuelo de El Alto hacia Cochabamba, Chapare, dije: Después de que lleguemos a Chapare nos comunicamos. Cuando llego, ya habían pedido mi renuncia”.

“Tengo muchas dudas ahora de algunos jefes o comandantes de las Fuerzas Armadas. El 7 de agosto, día del aniversario de las Fuerzas Armadas, gritando al antiimperialismo, apoyando el proceso, cuestionando la política de la derecha… Y de la noche a la mañana se cambian”, lamentó Morales.

Sobre la Organización de Estados Americanos (OEA), Morales afirma que el organismo hemisférico también participó en el supuesto golpe de Estado, por el contenido de su informe sobre las denuncias de fraude electoral.

Según la OEA, hubo serias irregularidades empezando con la interrupción durante 24 horas de la transmisión de datos electorales, firmas falsificadas y adulteración de actas. Afirmó que “era estadísticamente imposible” que Morales haya ganado en una primera vuelta con un margen superior al 10 por ciento.

Pero según dice ahora Morales, “eran interpretaciones, insinuaciones de que había habido muchas irregularidades. Pero además de eso decía: “Evo ganó, Mesa segundo, no se demuestra quién ganó en la primera vuelta. Pero decide además nuevas elecciones. Si no hemos ganado en la primera vuelta, debía decir segunda vuelta”, afirmó Morales. “Estas son decisiones políticas que tomó la OEA”.

La entrevista se tornó tensa luego que el periodista Lissardy le preguntara a Morales por qué decidió asilarse en México y no en Venezuela, “su más cercano aliado en la región”.

“¿Por qué Venezuela, dígame?”, refutó Morales ante la pregunta. “¿Por qué insinúa eso?”

“Porque es su aliado más cercano en la región…”, respondió Lissardy.

“Tengo tantos aliados: Rusia y China, países en Europa, países que nos admiran bastante, Francia, España…” dijo Morales, a lo que Lissardy insistió que Venezuela ha sido su aliado más próximo.

Asimismo, cada vez que Lissandry confrontaba a Morales con las declaraciones de sus opositores o de la OEA, Morales alegaba que esto no era una entrevista, sino un debate ideológico.

“Sabe por qué le pregunto por qué se fue. Porque usted ha dicho en el pasado que quien se va de Bolivia es un “delincuente confeso”. Muchos le están recordando eso ahora…”, dijo Lissandry.

“Claro, los corruptos con pruebas, con procesos, con sentencias se escaparon. Esos son los delincuentes confesos. Yo dije textualmente: México me salvó la vida. Oye, pregúntame no con chanchullas (trampas). Te están dictando para que preguntes. Yo conozco esa clase de periodistas. Le están dictando qué van a preguntar…”, dijo Morales.

“No, nadie me está dictando. Está en modo avión el teléfono. No está conectado con nada”, afirmó Lissandry. “Estas son mis preguntas que tengo escritas aquí. Tengo la fecha en que usted tuiteó: “Quien se esconde o escapa es un delincuente confeso. NO es un perseguido político”.

Morales reiteró que salió del país porque su vida corría peligro y luego preguntó al periodista uruguayo si él quería ver muerto a Evo. El uruguayo se limitó a responder que “Por favor, nadie quiere que haya muertos aquí…”.

Pero al no recibir un categórico no a su pregunta, Morales le reprochó que por qué no respondía directamente.

“Porque no es usted que me entrevista a mí, lo estoy entrevistando yo a usted”, respondió el periodista.

“Es un debate político”,insistió Morales

“No es un debate, yo no vengo a un debate político, vengo a una entrevista periodística, Evo…”, dijo Lissandry.

“Yo te pido que me pases una grabación de todo esto. Vamos a demostrar que es un debate político”, concluyó el líder indígena boliviano.

BBC Mundo indicó en su página web que se hizo llegar una copia de la entrevista al político boliviano.

Fuente: Voz de América

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Categorías: América

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.