La Administración del Seguro Social de los Estados Unidos empezó a enviar cartas a los empleadores en las que les indican que los datos de los trabajadores no coinciden con los de su base de datos y por tanto es necesario que el trabajador los rectifique, dadas ciertas irrgularidades.

Para algunos se trata de un control de los trabajadores que puedan estar utilizando números de afiliación falsificados, y por consiguiente una medida de control de la inmigración ilegal, por lo que en la carta se aclara que no se trata de asuntos inmigratorios.

“IMPORTANTE: Esta carta no implica que usted o su empleado dieron intencionalmente al gobierno información incorrecta sobre el nombre del empleado o el SSN.

Esta carta no se refiere a la autorización de trabajo ni al estado de inmigración de su empleado.

Usted no debe usar esta carta para tomar ninguna acción adversa contra un empleado, como despedir, suspender, despedir o discriminar a ese individuo, sólo porque su número de Seguro Social o su nombre no coincida con nuestros registros.

Cualquiera de esas acciones podría, de hecho, violar la ley estatal o federal y someterlo a consecuencias legales”, consta en el texto de la carta.

Los patronos reportan lo aportes hechos por cada empleado al sistema del seguro social de los Estados Unidos, y cuando no coinciden los datos son requeridos por varias razones, entre ella para que el trabajador no pierda el acceso a los servicios que ofrece el sistema y por otra para descubrir las falsificaciones.

De este modo, los empleadores solicitan a los trabajadores que envíen los datos correctos.

La administración justifica el procedimiento

 La Administración del Seguro Social insiste en que está tratando de mejorar la exactitud de sus registros.

“Si no podemos comparar el nombre y el número del seguro social reportado con nuestros registros, no podemos acreditar los aportes al registro de un trabajador”, dijo Mark Hinkle, vocero de la entidad oficial en una declaración escrita, según NPR.

“Cuando faltan ingresos, el trabajador puede no tener derecho a los beneficios del Seguro Social que le corresponden o el monto de los beneficios puede ser incorrecto“, agregó el funcionario.

Hay quienes apoyan la medida

Por su parte, Dan Stein, presidente de la Federación para la Reforma Migratoria Americana apoya la media.

“Si un empleado está usando un número de Seguro Social robado, creemos que es importante que las personas relevantes lo sepan” fue su comentario.

“La inmigración ilegal es, en última instancia, un problema de todos“, dijo Stein. “Y una de las razones por las que hemos visto que se ha salido de control en los últimos 30 años es porque los empleadores no han estado dispuestos a hacer su parte justa para asegurar que los empleos estadounidenses vayan a parar a los trabajadores estadounidenses”, dijo también de acuerdo con el mismo medio.

Es una medida antigua

La medida entró en vigor en décadas anteriores, y los sindicatos y los defensores de los inmigrantes llevaron el asunto a los tribunales a mediados de la década de 2000.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos se quejó de que el gobierno estaba tratando de convertir a las empresas en “policías de inmigración”. Finalmente, la administración Obama dejó de enviar estas cartas en 2012.

Se usan seguros falsos

Según una auditoría del año 2017 del Inspector General del Tesoro para la Administración Tributaria, el mercado laboral incluye 1.4 millones de extranjeros ilegales empleados que en el 2015 usaron números de Seguro Social falsificados o robados para ser contratados, reportó Daily Press.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Video Destacados