El gobierno de España confirmó el miércoles que el activista opositor Leopoldo López estaba en su embajada en Caracas tras un intento de alzamiento militar que buscaba derrocar al presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, en la víspera.

López, quien es el mentor político de Guaidó y uno de los opositores más destacados del país, está en la residencia del embajador español en Caracas junto a su esposa y su hija, explicó el gobierno de Madrid.

El ministro de Exteriores de Chile, Roberto Ampuero, explicó en un mensaje en Twitter que el opositor y su esposa tomaron la “decisión personal” de trasladarse a la legación diplomática española porque la chilena “ya tenía huéspedes”.

Detenido en 2014 por liderar una ronda previa de disturbios antigubernamentales, López declaró el martes que fue liberado del arresto domiciliario por las fuerzas de seguridad siguiendo órdenes de Guaidó.

En un golpe para Maduro, el jefe de la temida agencia de inteligencia anunció que retiraba su lealtad al asediado líder socialista.

“Debemos continuar con la presión”, dijo Guaidó en un video difundido en Twitter. “Estaremos en las calles”.

El último capítulo en la crisis venezolana es además la amenaza más seria hasta la fecha al cuestionado mandato de Maduro. El líder, que ha contado en el apoyo de Rusia y China, estuvo en su mayoría ausente durante la jornada del martes. Compareció a última hora de la noche para calificar el levantamiento a pequeña escala de un fracasado intento de golpe de Estado respaldado por Washington.

Hablando en la televisora estatal, Maduro dijo que los disturbios fueron sofocados y que Caracas no sucumbirá al intento de las fuerzas de derechas de “someter” a la nación a un modelo de “dominación económica neocolonial y esclavizar a Venezuela”.

A través de Voz de América        

Ir a la portada de BLes

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!