El Comando Sur de EE. UU. informó que un avión de la Fuerza Aérea Nacional Bolivariana de Venezuela puso “en riesgo” a la tripulación y a una de sus aeronaves militares en aguas internacionales sobre el Mar Caribe, al acercarse “a una distancia insegura”, el viernes 19 de julio.

En un comunicado emitido el domingo, el Ejército estadounidense dijo que determinó que “cazas de fabricación rusa siguieron agresivamente al EP-3 a una distancia no segura en espacio aéreo internacional por un prolongado período de tiempo, poniendo en peligro la seguridad de la tripulación y la misión del EP-3”.

“El régimen de Maduro sigue minando las leyes internacionalmente reconocidas y demuestra su desprecio por los acuerdos internacionales que autorizan a Estados Unidos y otros países a realizar vuelos de manera segura en el espacio aéreo internacional”, dijo el Ejército estadounidense.

El comunicado también afirmó que la situación “demuestra el irresponsable apoyo militar de Rusia al régimen ilegítimo de Maduro”.

El Comando Sur también publicó en Twitter su denuncia del incidente, acompañado de un video del avión militar venezolano.

“Un avión SU-30 Flanker de Venezuela se acercó peligrosamente a un EP-3 de EE.UU., a una distancia considerada insegura este 19 de julio, poniendo en riesgo a la tripulación y al avión. El EP-3 realizaba una operación sobre aguas internacionales del Mar Caribe, reconocida y aprobada por varios países”, dice este domingo, el primero de dos mensajes del Comando Sur en su cuenta de Twitter que acompaña un video del presunto avión militar venezolano que se acercó a la aeronave estadounidense.

La situación se produjo el viernes, el mismo día en que el gobierno del presidente Donald Trump anunció sanciones en contra de cuatro militares de alto rango de la agencia de contrainteligencia venezolana.

Los aviones no colisionaron y no hubo heridos en el incidente.

El video también fue publicado en el portal del Comando Sur de EE.UU., con una explicación similar del incidente, y el comunicado oficial, que señala: “Estados Unidos realiza rutinariamente misiones de detección y monitoreo con respaldo regional, reconocidas y aprobadas en la región para garantizar la seguridad y protección de nuestros ciudadanos y los de nuestros socios. El avión EP-3 se adhirió a las normas y reglas internacionales”.

En un segundo mensaje de Twitter, al igual que en el comunicado oficial, el Comando Sur de EE.UU., reitera que:

“Esta última acción también demuestra el irresponsable apoyo militar de Rusia al régimen ilegítimo de Maduro y se suma al creciente legado de comportamiento imprudente y negligente de Maduro, que socava el estado de derecho internacional y los esfuerzos para contrarrestar el tráfico ilícito”.

El Gobierno de Estados Unidos ha utilizado reiteradamente las sanciones en un esfuerzo para sacar del poder al régimen del venezolano Nicolás Maduro, cuya reelección en 2018 ha sido calificada como ilegítima por Washington y la mayoría de los países occidentales.

Venezuela denuncia provocaciones

​Venezuela por su parte, alega una “violación a las operaciones de seguridad aérea en la región de información de vuelo de Maiquetía”, por parte de la aeronave EP-E3 Aries II, de EE. UU.”.

Rocío San Miguel, presidente de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada de Venezuela, afirma en Twitter que, aviones militares de su país (Sukhoi 30 rusos), “interceptaron y expulsaron” a un avión de reconocimiento EP-3P de Estados Unidos. San Miguel califica el incidente como “una provocación y amenaza” de EE. UU. a Venezuela.

En un comunicado oficial, el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, en nombre de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), rechazó lo que llamó “la nueva provocación de Estados Unidos”, indicando que “constituye un riesgo a la seguridad del tránsito aéreo” de su país.

Según las FANB, una “aeronave no identificada” fue detectada por los radares el viernes 19 de julio a las 9:52 de la mañana (hora local), proveniente del Mar Caribe, la nave habría ingresado a la región de vuelo de Maiquetía, el principal aeropuerto internacional de Venezuela, en Caracas, a las 10:46 am, sin presentar plan de vuelo ni reportarse con los servicios de tránsito aéreo venezolanos, por tanto incumpliendo los procedimientos de la Organización de Aviación Civil Internacional.

Los Sukhoi venezolanos habrían identificado visualmente a la nave estadounidense a las 11:33 am, confirmando que se trataba de un avión de reconocimiento e inteligencia de EE. UU., tipo EP-3P Aries II. El comunicado del Ministerio de Defensa afirma que: “los intentos de comunicación fueron infructuosos” lo que llevó a “procedimientos de persuasión”, que hicieron cambiar de rumbo a la nave interceptada, que fue escoltada hasta que salió de la región de vuelo de Maiquetía.

El comunicado del Ministerio de Defensa venezolano afirma que en 2019, han ocurrido 76 eventos similares, lo que afirma es “una reiterativa y grave amenaza a la seguridad” de la aviación comercial y general, especialmente en el norte de su “zona económica exclusiva” de la cual “Venezuela es garante de la seguridad”.

El gobierno en disputa de Nicolás Maduro ha mantenido el respaldo de las instituciones militares venezolanas y de otros organismos.

A través de Voz de América

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!