El presidente Donald Trump aseguró el viernes que las conversaciones comerciales entre China y Estados Unidos proceden “de manera muy cordial” a pesar de los nuevos aranceles impuestos por Washington sobre las importaciones a los productos y servicios chinos por valor de 250.000 millones de dólares que recién entraron en vigencia.

Trump tuiteó el viernes que el aumento de los aranceles traerá “MUCHA MÁS riqueza” a Estados Unidos.

Las conversaciones con China continúan de una manera muy agradable - no hay absolutamente ninguna necesidad de apresurarse - ya que los aranceles están siendo pagados ahora a los Estados Unidos por China del 25% en bienes y productos por valor de 250 mil millones de dólares. Estos pagos masivos van directamente al Tesoro de los EE.UU....
Las conversaciones con China continúan de una manera muy agradable – no hay absolutamente ninguna necesidad de apresurarse – ya que los aranceles están siendo pagados ahora a los Estados Unidos por China del 25% en bienes y productos por valor de 250 mil millones de dólares. Estos pagos masivos van directamente al Tesoro de los EE.UU….

En sus tuits del viernes, Trump sugirió que el dinero de los nuevos aranceles permitirá al gobierno comprar más productos a los agricultores estadounidenses y enviarlos a países “pobres y hambrientos”.

Este viernes entra en vigor la más reciente alza arancelaria decretada por el presidente Donald Trump sobre los bienes de China, una medida que según Beijing impulsará represalias de parte de autoridades del país asiático.

El gobierno de Trump subió los aranceles a importaciones chinas valoradas en 200.000 millones de dólares del 10 al 25%. El Ministerio de Comercio chino anunció que impondría las “contramedidas necesarias”, pero no ofreció detalles.

La decisión estadounidense y posible reacción china ponen leña al fuego entre ambas potencias, cuya disputa comercial tiene en vilo a la economía global.

La entrada en vigor de los nuevos aranceles ocurre en medio de las actuales conversaciones entre delegaciones de ambos países que busca un acuerdo entre las partes.

El jueves concluyó el primero de dos días de negociaciones para salvar del colapso un acuerdo comercial.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump (izq.) y el líder chino Xi Jinping
El presidente de Estados Unidos Donald Trump (izq.) y el líder chino Xi Jinping

Las tensiones entre Washington y Beijing aumentaron tras un importante revés en las negociaciones la semana pasada, cuando China se retractó de un borrador y ofreció propuestas más débiles para satisfacer las demandas de Estados Unidos de reformas en temas comerciales.

La guerra comercial ya dura 10 meses y le ha costado miles de millones de dólares a las empresas de ambos países. El viceprimer ministro chino, Liu He, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, conversaron el jueves durante 90 minutos y se espera que retomen el diálogo el viernes.

Trump sin “ninguna prisa” por acuerdo comercial

El presidente Trump explicó en su cuenta de Twitter el viernes que no tiene “ninguna prisa” para sellar el acuerdo comercial con China, en el segundo día de conversaciones que según dijo trascurren “de manera agradable”.

En varios mensajes este viernes temprano, Trump defendió su decisión de imponer aranceles adicionales a productos chinos, señalando que la medida impulsaría a Estados Unidos más que cualquier acuerdo comercial.

El viceprimer ministro chino Liu He, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, mantuvieron el jueves una conversación de 90 minutos y se espera que reanuden el diálogo el viernes.

A través de Voz de América        

Ir a la portada de BLes

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Temas: Categorías: América EE. UU.