El secretario interino de Seguridad Nacional estadounidense (DHS, por sus siglas en inglés), Kevin McAleenan, asistió el miércoles en El Salvador a la firma de un acuerdo con el gobierno de ese país para fortalecer la cooperación bilateral en cuatro áreas, a fin de abordar “la migración irregular de Centroamérica y combatir las organizaciones criminales transnacionales”.

Un comunicado divulgado indicó que El Salvador estuvo representado para sellar el acuerdo por el Ministro de Justicia y Seguridad, Rogelio Rivas.

“Me gustaría agradecer al presidente Nayib Bukele por su asociación y por acogerme para discusiones productivas que solidificaron nuestros compromisos de asociarnos en estrategias para abordar la migración irregular y atacar a las pandillas y contrabandistas humanos”, dijo McAleenan en el comunicado.

[El Pentágono autoriza construir 32 kilómetros adicionales de muro fronterizo con México]

Las cuatro áreas de trabajo acordadas entre los dos países incluyen “aumentar la colaboración a través de la seguridad fronteriza y las operaciones de aplicación de la ley, expandir la cooperación en el intercambio de información, garantizar una cooperación estrecha en la creación de capacidad de asilo y protección, y continuar el diálogo para promover oportunidades e inversiones en El Salvador”.

El tema migratorio es vital para el gobierno del presidente Donald Trump: “DHS agradece trabajar estrechamente con nuestros homólogos salvadoreños para abordar la crisis que enfrenta la región”.

Esta es la tercera visita de funcionarios estadounidenses de alto nivel que recibe El Salvador en los últimos meses. El secretario de Estado, Mike Pompeo, visitó el país en julio el país y conversó con Bukele sobre la migración irregular. Este mes estuvo la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, quien observó los esfuerzos para detener la migración ilegal a través de programas de prevención de la violencia, fomento del desarrollo económico y atracción de inversiones.

El Salvador “no es un tercer país seguro”

Tras reunirse con el presidente Bukele, McAleenan enfatizó durante una conferencia de prensa que el acuerdo no convierte a El Salvador en un “tercer país seguro”.

[SE DISPARA HASTA EL 99% EL APOYO DE LOS CONSERVADORES AL MURO FRONTERIZO PROPUESTO POR TRUMP]

El concepto de “tercer país seguro” consiste en que una nación puede rechazar conceder asilo a una persona y canalizarla a un tercer país que se considere tenga condiciones adecuadas de seguridad para el individuo.

“Esta es una carta de intención para colaborar de manera amplia en la aplicación de la ley y contrarrestar a las pandillas, aumentar la seguridad fronteriza, compartir información y vitalidad económica, así como apoyar la propia iniciativa de los salvadoreños para desarrollar la capacidad de asilo y protección”, dijo McAleenan.

Bukele dijo que las medidas inmediatas que van a aplicar para combatir la migración irregular son las mismas que han estado implementando desde que asumió el poder el 1 de junio.

Explicó que entre lo pactado está la implementación de las patrullas fronterizas: “las hemos estado haciendo desde hace varias semanas y han tenido bastante éxito porque hemos arrestado traficantes de personas, contrabandistas y pandilleros que quieren cruzar la frontera”.

El acuerdo incluye compartir información para combatir el narcotráfico y otros delitos que se cometen en los aeropuertos y fronteras con documentos falsos.

McAllenan felicitó a Bukele y dijo que su gobierno ha hecho “un gran esfuerzo”.

“Puedo confirmar las cifras de los ciudadanos salvadoreños que llegan a la frontera sur (de EE. UU.). En mayo más de 16.000 y ahora estamos en agosto con 6.000, así que estamos esperando un 60% de reducción en los tres meses que el presidente Bukele tomó posesión. Es un progreso significativo en términos de la migración forzada desde El Salvador”, manifestó.

Le puede interesar: Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Temas: Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.