WASHINGTON, DC — El director del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de EE. UU., Ken Cuccinelli, anunció el lunes que toda persona que haya recibido algún tipo de ayuda del gobierno será susceptible a que se le niegue la residencia permanente. 

Durante una conferencia en la Casa Blanca, la autoridad migratoria indicó que entre la ayuda solicitada que se considerará al momento de determinar la elegibilidad para una tarjeta de residencia están las subvenciones para la vivienda, los alimentos y servicios de salud como Medicaid.

El jefe interino aseguró además que “habrá excepciones a la regla que no afectarán negativamente al inmigrante, como ayudas a mujeres embarazadas, hipotecas y préstamos para estudios. Refugiados y solicitantes de asilo estarán exentos de ser penalizados de cara a la residencia permanente”.

[LOS GRANDES MEDIOS OCULTAN EL DISCURSO UNIFICADOR Y ANTI-RACISTA DE TRUMP]

“No estamos haciendo algo nuevo aquí. Esta es una estructura legal que tiene ya 140 años, solo que ahora lidiamos con la interacción más reciente. Por lo tanto, no hay razón para que ningún grupo en particular sienta que esto los está apuntando, es cuestión de leyes que ya han sido establecidas”, afirmó Cuccinelli.

La regla ha sido impulsada por Stephen Miller, consejero superior y principal asistente antiinmigrante del presidente Donlad Trump. La medida, que estuvo en espera durante largo tiempo, entrará en vigencia a partir del 15 de octubre.

Según un aviso publicado en el Registro Federal, este cambio garantizaría que las personas inmigrantes “sean autosuficientes”, y que “no dependen de los recursos públicos para satisfacer sus necesidades, sino que dependen de sus propias capacidades, así como de los recursos de los miembros de la familia, patrocinadores y organizaciones privadas”.

Según las nuevas reglas, se negaría a más de la mitad de todos los solicitantes de visa basados en la familia, según el Instituto de Política de Migración, una organización de investigación. Se otorgaron unas 800.000 tarjetas verdes en 2016.

La nueva regla se deriva de la Ley de Inmigración de 1882, que permite al gobierno de Estados Unidos denegar una visa a cualquier persona que pueda convertirse en una “carga pública”. Los oficiales de inmigración en los últimos años han definido a los solicitantes de visa como una carga pública, si es probable que dependan principalmente de la asistencia del gobierno.

[Donald Trump es el presidente que más combate la trata de personas, afirma un reconocido activista contra la explotación sexual]

Los solicitantes ahora deberán mostrar niveles más altos de ingresos para obtener una visa, y la regla amplía en gran medida, a la lista de beneficios del gobierno que los descalificaría para obtener la residencia en Estados Unidos.

Normalmente, para el caso de familias inmigrantes, habría la opción de una declaración jurada de apoyo, por lo que no necesariamente entrarían dentro de la categoría de ser abordados por la regla de carga pública.

“Si tienen una declaración jurada de apoyo que haya sido examinada por un funcionario del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), y se cree que el patrocinador puede, de hecho, apoyar a aquellos identificados (más del 125% de las pautas federales de pobreza, que es el estándar), entonces ese sería el final de la discusión. Allí estaríamos hablando de una gran inmigración legal en este país”, concluyó el dirigente interino.

A través de Voz de América

Le puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante a la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.