WASHINGTON (AP) — Estados Unidos advirtió el lunes que no permanecerá pasivo mientras Rusia exacerba las tensiones en Venezuela con su apoyo al gobierno de Nicolás Maduro.

El secretario de Estado Mike Pompeo dijo a su homólogo Sergei Lavrov que “la continua inserción de personal militar ruso para apoyar el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro en Venezuela corre el riesgo de prolongar el sufrimiento del pueblo venezolano que apoya abrumadoramente al presidente interino Juan Guaidó”

Según el portavoz del Departamento de Estado Robert Palladino, Pompeo también exhortó a Lavrov a cesar su “conducta poco constructiva” y sumarse a los países “que buscan un futuro mejor para el pueblo venezolano”.

Dos aviones bombarderos nucleares rusos arribaron a Caracas
Dos aviones bombarderos nucleares rusos arribaron a Caracas

La cancillería rusa dijo el lunes que Lavrov le respondió a Pompeo que “los intentos de Washington de organizar un golpe en Venezuela y las amenazas dirigidas contra su gobierno legítimo representan una violación a la Carta de las Naciones Unidas y una interferencia burda en los asuntos internos de una nación soberana”.

El comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso no mencionó que aviones rusos llegaron a Caracas el fin de semana como parte de la cooperación militar que sostienen ambos aliados.

Estados Unidos y otros 50 países han reconocido al presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó como mandatario de Venezuela tras considerar fraudulentos los comicios de mayo de 2018 en los que Maduro fue reelecto para un segundo mandato.

Rusia y China son los principales aliados de Maduro y no reconocen a Guaidó.

La semana pasada, funcionarios de Estados Unidos y Rusia se reunieron en Roma para hablar sobre Venezuela pero se mantuvieron distanciados sobre cómo resolver la aguda crisis política y económica del país sudamericano.

Le puede interesar: El BID cancela reunión anual tras decisión de China de vetar al representante de Guaidó.

Moscú dice que le preocupa que Washington esté sopesando intervenir militarmente en Venezuela. Estados Unidos, por su parte, sostiene que se está enfocando en las presiones políticas, financieras y diplomáticas para expulsar a Maduro, aunque el presidente Donald Trump ha dicho que “todas las opciones están sobre la mesa”.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos Luis Almagro rechazó la presencia de militares rusos en la nación sudamericana alegando que no contó con la autorización de la Asamblea Nacional, tal como establece la constitución de ese país.

“Constituye un acto lesivo de la soberanía venezolana”, dijo Almagro según un comunicado difundido por su despacho. “Es inadmisible que un gobierno extranjero tenga programas de cooperación militar con un régimen usurpador que ha sido declarado ilegítimo por resoluciones y derecho interamericano, lo cual atenta además contra la paz y seguridad hemisférica”.

Ir a la portada de BLes

Temas: Categorías: América EE. UU.