Estados Unidos mantuvo su política provida excluyendo por segundo año consecutivo las alusiones a la “salud sexual y reproductiva”, utilizadas para promover el aborto, de una resolución del Concejo de Seguridad de la ONU sobre las mujeres en crisis y en conflicto.

Así, la embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Kelly Craft reiteró que su país no acepta referencias que promuevan el aborto o lo sugieran como un derecho, según informe de la organización del 29 de octubre.

La alta dignataria dijo que su delegación “no puede aceptar referencias a la salud sexual y reproductiva, ni referencias a la interrupción segura del embarazo, ni lenguaje que promueva el aborto o sugiera un derecho al aborto”, de acuerdo con el mismo medio.

Asimismo, declaró que de acuerdo con la Conferencia Internacional Sobre la Población y el Desarrollo (CIPD, por la sigla) de 1994, “no reconocemos el aborto como un método de planificación familiar, ni lo apoyamos en las iniciativas mundiales de asistencia a las mujeres”, citada por el comunicado de la ONU.

La CIPD fue aprobada por 179 naciones y contempla que todas las personas deben tener acceso a servicios como la planificación familiar voluntaria, servicios de embarazo y parto seguros, y la prevención y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual.

De acuerdo con entidades provida como el Centro para la Familia y los Derechos Humanos [C-Fam, por la sigla en inglés], la postura de la Administración Trump significa un revés para los países europeos que insisten en que el aborto se financie como ayuda humanitaria.

Simultáneamente este planteamiento implica una victoria para los derechos humanos.

“Es una victoria para la administración Trump, que ha estado presionando para eliminar la frase “salud sexual y reproductiva” de los documentos de la ONU. Es un golpe para los europeos que insisten en que el aborto se financie como ayuda humanitaria”, expresó la organización.

Por otro lado, durante la presidencia de Obama se introdujo en el lenguaje de la ONU la frase “salud sexual y reproductiva”, interpretada de manera ambigua como inclusión del aborto a manera de método de planificación familiar, y para eludir la restricción existente del aborto.

Por su parte, los Estados Unidos a través de la Enmienda Helms a la ley de ayuda exterior prohíbe financiar el aborto.

En otro movimiento internacional provida de la administración Trump, el Secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, y el secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, se dirigieron en una carta a los gobiernos de varios países en busca de apoyo.

En la carta, advierten contra “los esfuerzos agresivos por reinterpretar los instrumentos internacionales para crear un nuevo ‘derecho internacional’ al aborto y para promover políticas internacionales que debiliten a la familia”.

En el mismo sentido, el presidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva conocida como la Política de la Ciudad de México o la Ley de Protección de la Vida en la Asistencia Sanitaria Mundial que revocó los fondos de los contribuyentes para el negocio del aborto de International Planned Parenthood, describió Life News.

José Ignacio Hermosa – BLes

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.