Redacción BLes – Estados Unidos -como una acción más para promover la libertad religiosa en el mundo- podría negarle la visa a los médicos chinos que se sospeche que hayan estado involucrados en la sustracción forzada de órganos a practicantes de la disciplina espiritual Falun Dafa, también conocida como Falun Gong.

Esta disciplina basada en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia ha sido perseguida desde 1999 por el régimen comunista chino, ya que la consideró una ‘amenaza’ debido a su creciente popularidad. La práctica de los ejercicios fue prohibida en los parques y los practicantes comenzaron a ser difamados y acosados por las autoridades locales.

Miles de practicantes terminaron encerrados en campos de trabajo forzados o en centros de reeducación para ser obligados a renunciar a su creencia. Muchos de ellos volvían a su casa para fallecer debido a todo tipo de torturas, pero muchos nunca regresaron. Con el tiempo se descubrió que los ‘prisioneros de conciencia*eran utilizados como ‘banco de órganos vivos’ con el fin de comercializarlos.

[Piden que se declare al Partido Comunista Chino como una organización terrorista]

En 2006, los primeros testigos y el informe de los investigadores David Kilgour y David Matas declararon que los órganos se sustraían a presos de conciencia vivos, en su mayoría practicantes de Falun Dafa arrestados ilegalmente.

Los datos sugieren que la obtención de órganos era “a demanda”, porque los órganos se extrajeron sin consentimiento alguno y los portadores murieron en el proceso. Las entrevistas telefónicas encubiertas hechas por Kilgour y Matas revelaron que en al menos 17 localidades de China, los órganos se obtienen de practicantes de Falun Gong detenidos, de acuerdo a lo informado por DAFOH, una asociación de médicos contra la sustracción forzada de órganos.

El número total de órganos trasplantados en China supera con creces las fuentes de donación publicadas por el Partido Comunista Chino y una gran cantidad de evidencia ha surgido en años recientes confirmando que esta discrepancia se debe en gran parte a la sustracción de órganos a practicantes vivos de Falun Dafa en China.

Una joven practicante de Falun Dafa sostiene un cartel que pide a China que deje de matar a prisioneros de conciencia por sus órganos en un desfile en Washington, el 20 de julio de 2017. (Benjamin Chasteen/La Gran Época)
Una joven practicante de Falun Dafa sostiene un cartel que pide a China que deje de matar a prisioneros de conciencia por sus órganos en un desfile en Washington, el 20 de julio de 2017. (Benjamin Chasteen/La Gran Época) *Prisioneros de conciencia se llama a las personas que están encerradas por su creencia espiritual, su etnia o su fe.

Restricción de visas

El Departamento de Estado de Estados Unidos restringiría la aprobación de visas y la entrada fronteriza a los violadores de los derechos humanos. El sitio web Minghui enumeró varias leyes estadounidenses aplicables y una proclamación presidencial que permiten que se les niegue la visa o la entrada a quienes persiguen las creencias religiosas, inclusive aquellos portadores de una ‘green card’.

Pero además existe otra ley conocida como 8 USC 1182f que se aplica directamente a los perpetradores en China involucrados en trasplantes de órganos, según reportó el sitio Minghui una plataforma especializada en noticias sobre Falun Dafa alrededor del mundo.

Por esta razón se está recopilando información sobre funcionarios de hospitales, médicos y enfermeras involucrados en la sustracción forzada de órganos en China para presentar al Departamento de Estado de los EE. UU. para una investigación más estricta de la visa y la negación de la entrada, si es que corresponde.

[“LAS ACCIONES DEL PARTIDO COMUNISTA CHINO SON INACEPTABLES”, DICE FUNCIONARIO ESTADOUNIDENSE EN REFERENCIA A LA PERSECUCIÓN RELIGIOSA]

La información necesaria incluye nombre, sexo, edad (fecha de nacimiento, mes y año, si es posible, para ayudar a una identificación precisa), lugar de trabajo, cargo (director del hospital, médico, enfermera, etc.) y otra información relacionada.

De acuerdo con declaraciones que un funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos le hizo a Minghui, la aprobación de la visa es un privilegio, no un derecho. Aunque los tribunales estadounidenses siguen una presunción de inocencia, es decir, uno es considerado inocente a menos que se demuestre lo contrario, la aprobación de la visa no funciona de esta manera. Con la duda razonable, un oficial de visas puede negar una visa en ausencia de evidencia suficiente.

Asimismo, a pedido del Departamento de Estado, los practicantes de Falun Dafa fuera de China presentaron en el mes de julio una lista detallada de perpetradores involucrados en la persecución religiosa hacia esta disciplina espiritual.

La lista incluye no solo a aquellos que han perseguido directamente a los practicantes de Falun Dafa, sino también a aquellos que han instituido e implementado la política de persecución y que hayan colaborado con la misma.

Los practicantes de Falun Dafa alrededor del mundo, motivados por las notables mejorías que obtuvieron en su salud y en su mente, informan sobre la persecución en China a través de distintas actividades de concientización, mientras difunden además los beneficios de la disciplina, la cual es libre y gratuita y se practica en más de 100 países, generalmente en los parques.

Le puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante a la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.