NUEVA YORK (AP) — Gloria Vanderbilt, la intrépida heredera, artista y romántica que comenzó una vida extraordinaria como la “pobre niña rica” de la Gran Depresión, sobrevivió tragedias familiares y múltiples matrimonios y reinó en la década de 1970 como una diseñadora de jeans pionera, murió el lunes a los 95 años.

Vanderbilt era tataranieta del financiero Cornelius Vanderbilt y madre del periodista de CNN Anderson Cooper, quien anunció el deceso en un obituario transmitido por la cadena el lunes por la mañana.

Cooper dijo que Vanderbilt falleció en su casa rodeada de amigos y familiares. Padecía un cáncer estomacal, señaló.

“Gloria Vanderbilt fue una mujer extraordinaria, que amó la vida, y la vivió bajo sus propios términos”, dijo Cooper en un comunicado. “Era pintora, escritora, y diseñadora, pero también una madre, esposa y amiga extraordinaria. Tenía 95 años, pero si le preguntan a cualquier allegado, les dirá que era la persona más joven que ha conocido, la más genial, y la más moderna”.

Su vida fue reportada por la prensa sensacionalista desde la niñez, se casó por primera vez a los 17 años, lo que llevó a su tía a desheredarla. En 1988, atestiguó el suicidio de uno de sus cuatro hijos.

Vanderbilt fue una talentosa pintora y collagista que también actuó en el teatro (“The Time of Your Life” en Broadway) y la televisión (“Playhouse 90″, ”Studio One”, ”Kraft Theater”, ”U.S. Steel Hour”). Fue una diseñadora de telas que se convirtió en entusiasta de las prendas de mezclilla de diseñador. Alta, ultradelgada y con el cabello oscuro, Vanderbilt se asoció con Mohan Murjani, que con una campaña publicitaria de un millón de dólares en 1978 convirtió la marca de Gloria Vanderbilt con el sello del cisne blanco en una sensación.

En su momento cumbre en 1980, generaba ventas por más de 200 millones de dólares. Y décadas después, los jeans de diseñadores de renombre — de vestir o informales— siguen siendo una prenda básica en los guardarropas de las mujeres.

Alegó que su único matrimonio feliz fue con el escritor Wyatt Cooper, con quien estuvo hasta la muerte de éste en 1978, a los 50 años. Su hijo Anderson Cooper calificó sus memorias como “un libro estupendo; es como un ‘Sex and the City’ más viejo”.

Al apuntar que perdió a su padre cuando era muy pequeña, dijo: “Si uno no tiene un papá, uno no lo extraña, porque no sabe lo que es. Realmente fue sólo cuando me casé con Wyatt Cooper que comprendí lo que era tener un padre, porque él sencillamente fue un padre extraordinario”.

En el 2016, Vanderbilt y Anderson Cooper aparecieron juntos en el documental de HBO “Nothing Left Unsaid”.

Gloria Laura Madeleine Sophie Vanderbilt nació en 1924, un siglo después de que su tatarabuelo comenzara la fortuna familiar, primero con barcos de vapor, y más tarde en la industria ferroviaria. Dejó unos 100 millones de dólares cuando murió en 1877 a los 82 años.

Su padre, Reginald Claypoole Vanderbilt, tenía 43 años y era un apostador y bebedor enfermo del hígado cuando se casó con Gloria Morgan, de 19 años, en 1923. Vanderbilt tenía un año cuando su papá murió en 1925, tras haber agotado 25 millones de dólares en 14 años.

Beneficiaria de un fideicomiso de 5 millones de dólares, Vanderbilt se convirtió en la “pobre niña rica” en 1934, a la edad de 10 años, como el objeto de una batalla de custodia entre su madre trotamundos y su matriarcal tía.

La tía, Gertrude Vanderbilt Whitney, de 59 años, quien controlaba 78 millones de dólares y fundó el Museo Whitney de Arte Estadounidense, ganó la custodia de su sobrina.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y recibe las 5 noticias más destacadas del día de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: América EE. UU.