La Federación Internacional de la Cruz Roja (IFRC, por sus siglas en inglés) anunció que estaría lista para apoyar el proceso de entrega de ayuda humanitaria en Venezuela y que podría ocurrir en los próximos 15 días.

El presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja, Francesco Rocca, informó el viernes 29 de marzo, durante una rueda de prensa, que el organismo participará en el proceso, siempre y cuando no sea politizado.

Para ello, dijo que se había llegado a un acuerdo, pero que “por el bien de nuestra función” no daría detalles sobre sus reuniones y su contenido. “La confidencialidad con todo es la forma en la que la Cruz Roja trabaja en un momento de crisis”, señaló Rocca.

Le puede interesar: Operando en penumbras: el colapso de los hospitales en Venezuela debido a los apagones.

“Después de reuniones con instituciones del Estado, organizaciones sociales, humanitarias y políticas en Venezuela estoy en capacidad de anunciar que IFRC contará con las condiciones legales y técnicas para trabajar en el país para acceder a la ayuda humanitaria que tanto se necesita”, explicó.

Rocca indicó que la Cruz Roja no está dispuesta a aceptar ningún tipo de injerencia política ni del gobierno en disputa de Nicolás Maduro ni de la oposición.

“Aquí vamos a ayudar con el ingreso de la ayuda humanitaria, pero siempre y cuando sea respetando nuestras reglas y sin ningún tipo de injerencia”, afirmó Rocca.

El presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja, Francesco Rocca
El presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja, Francesco Rocca

Si bien el gobierno en disputa de Nicolás Maduro, quien ha negado reiteradas veces que exista una emergencia humanitaria, no se ha pronunciado oficialmente, el diario The New York Times publicó que la Cruz Roja habría recibido un permiso de Maduro para empezar a entregar suministros a los más necesitados.

Estados Unidos reacciona

Ante el anuncio, el gobierno del presidente Donald Trump expresó su beneplácito, pero al mismo tiempo tienen preguntas para esclarecer detalles de la entrega.

videoinfo__video2.bles.com||a99c2e76d__

“Obviamente queremos que se realice -la entrega-, pero insistimos en que sea independiente”, puntualizó Abrams.

Sobre la intención de politizar la entrega de ayuda humanitaria a Venezuela, el encargado para asuntos de Venezuela de EE. UU., Eliott Abrams, reiteró que “la distribución debe basarse en la necesidad, no en la política”.

También agregó que estiman ayudar al menos a 650 mil personas en Venezuela con el ingreso de la ayuda humanitaria y destacó que si la ayuda que está en Cúcuta y Brasil cumple con el protocolo de no politización de la Cruz Roja, ellos también podrán distribuirla sin problemas.

“Nosotros no aceptamos, ni podremos nunca aceptar que mueran niños por falta de luz”, mencionó.

Rocca expresó que están trabajando desde ayer tanto en la sede en Ginebra como en sus oficinas regionales para hacer un llamamiento a todos sus socios y donantes que quieran colaborar con la entrega de la ayuda humanitaria.

“Estamos dispuestos a trabajar con la iglesia y con todas las mejores expresiones de la sociedad civil, así como otros actores humanitarios que quieran compartir esta responsabilidad en Venezuela”, agregó Francesco Rocca.

“La distribución de la ayuda humanitaria es un trabajo que realiza la Cruz Roja sola, sin apoyo ni de la administración de Maduro, ni la de Juan Guaidó”, enfatizó.

Asimismo, señaló Rocca, que la Cruz Roja Internacional cumplirá los principios de humanidad, neutralidad e imparcialidad en el proceso de entrega de la ayuda humanitaria en Venezuela.

Durante la conferencia de prensa, Rocca también señaló que prestará atención en el estado de los hospitales en Venezuela y que evaluarán los daños en equipos para posteriormente apoyar en la compra de equipos de nueva tecnología para garantizar el acceso a pruebas de diagnóstico.

A través de Voz de América        

Ir a la portada de BLes