El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano declaró este viernes (27.07.2019) sin efecto la decisión de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de reincorporar al país al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), que suscribe el compromiso de defensa mutua entre naciones ante ataques armados.

La corte, de línea oficialista, “declaró la nulidad absoluta y carencia de efecto jurídico del acuerdo” legislativo para el retorno del país al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), del que se retiró en 2013.

En la sentencia, leída por el presidente de la Sala Constitucional, Juan José Mendoza, el TSJ recordó que la cámara –único poder en manos de la oposición– se encuentra en “desacato” desde 2016, por lo que todos sus actos son nulos. Además, señaló que la conducción de la política exterior, así como la celebración y ratificación de tratados internacionales corresponde al “presidente constitucional” Nicolás Maduro.

Establecer “alianzas internacionales”

La decisión del Parlamento, adoptada el pasado martes, forma parte de la campaña del líder opositor Juan Guaidó para expulsar a Maduro, a quien el Legislativo declaró en usurpación del poder por considerar que su reelección en 2018 fue fraudulenta.

Guaidó, jefe legislativo reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, ha dicho que este paso permitirá establecer “alianzas internacionales” para “defender al pueblo y la soberanía”.

Estados Unidos, principal apoyo diplomático de Guaidó y suscriptor del TIAR, no descarta una acción armada para sacar al mandatario socialista, apoyado por Rusia, China, Irán, Turquía y Cuba.

“Choque de trenes” contra el Ejecutivo chavista

El rechazo por parte del TSJ no toma por sorpresa al sector opositor, ya que es un capítulo más en el pulso institucional desde que el antichavismo se hizo con la mayoría de la Cámara en diciembre de 2015.

El mismo día que se anunció la fallida reincorporación de Venezuela al TIAR, Guaidó auguró que se avecina un “choque de trenes” contra el Ejecutivo chavista, por lo que dijo que necesitará del apoyo de sus simpatizantes y de la coalición internacional de más de 50 naciones que lo respaldan.

El TIAR, que establece que un ataque contra un país miembro del pacto (casi una veintena de naciones americanas) se considerará un ataque contra todos, es una iniciativa promovida hace meses por el ala más radical del antichavismo, que es minoría dentro de la mayoría opositora que controla el Parlamento. El tratado también indica que el uso de la fuerza podrá ejercerse cuando en un país se presente una situación que “amenace la paz del continente”.

Estos promotores pidieron a Guaidó y al total de diputados usar este mecanismo con base en el artículo 187 de la Constitución venezolana que da al Legislativo la potestad para “autorizar el empleo de misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país”, aunque no contempla específicamente la incorporación al TIAR.

Fuente: DW

Le puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__