Redacción BLes – Un problema común con el que muchas familias estadounidenses han tenido que lidiar durante años han sido los altos costos en facturas médicas y los inaccesibles precios de las medicinas.

Esa es una de las razones por las que el Presidente Trump firmó una orden ejecutiva la semana pasada para ayudar al ciudadano a encontrar fácilmente el precio adecuado a los servicios de salud importantes, antes de adquirirlos.

De acuerdo a la Casa Blanca, la mayoría de los estadounidenses, especialmente los 240 millones en seguros de Medicare, están preocupados por las fallas en el sistema y por las cuentas médicas agobiantes.

El presidente entiende esto, por lo que se comprometió a basarse en lo que funciona y continuar luchando para ofrecerle la asequibilidad que necesita, las opciones y el control que desea y la calidad que merece, informaron Alex Azar II -secretario de salud y servicios humanos de los Estados Unidos y Joe Grogan, director del Consejo de Política Nacional en la Casa Blanca.

Según estos funcionarios el presidente Trump ha sido claro: los estadounidenses necesitan atención médica asequible. Los pacientes merecen un respaldo contra los altos costos médicos y la toma de control individual por parte del gobierno en la última década no ha brindado esa tranquilidad.

Para esto la administración de Trump ha abierto nuevas opciones de seguro para pequeños empleadores y trabajadores estadounidenses tanto dentro como fuera del mercado de seguros individuales, además de continuar protegiendo a los estadounidenses con condiciones preexistentes.

La semana pasada, el gobierno presentó una nueva forma para que los estadounidenses utilicen las contribuciones libres de impuestos de su empleador para elegir un seguro. La orden ejecutiva del presidente también abrirá un nuevo acceso a las cuentas de ahorro para la salud, que pueden proteger a los estadounidenses de las altas facturas médicas.

Ya existe evidencia de que se pueden generar ahorros significativos con solo darles a los pacientes las herramientas para conocer los precios y comprar entre los proveedores, que es lo que hará esta nueva orden ejecutiva del presidente.

A su vez a los estadounidenses también se les permitirá recibir más servicios de proveedores de precios más bajos, como enfermeras practicantes y asistentes médicos.

El costo de los medicamentos recetados también va a continuar bajando. La administración Trump ha establecido récords para las aprobaciones de medicamentos genéricos de bajo costo, ahorrando a los pacientes 26 mil millones de dólares en el primer año y medio del mandato del presidente, de acuerdo a la Casa Blanca.

Asimismo el gobierno lanzó una iniciativa importante que podría conectar a 10 millones o más beneficiarios de Medicare con un proveedor de atención primaria que será responsable ante ellos. La orden ejecutiva del presidente apunta a simplificar las medidas de calidad de la atención médica para que el médico pueda concentrarse en mantener a su paciente saludable, en lugar de completar el burocrático papeleo.

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete!