Los abogados que representan al denunciante del Caso Ucrania ni afirman ni niegan la identidad de su cliente, y lo que se sabe oficialmente es que es un analista de la CIA que trabajó en la Casa Blanca y ahora está de nuevo trabajando en la CIA.

No obstante, para la organización de periodismo investigativo RealClearInvestigations la identidad del personaje es un secreto a voces en Washington D. C. y se trataría de Eric Ciaramella, según informó el 30 de octubre.

Ciaramella, de 33 años, recibió información sobre George Soros, el multimillonario financiador de grupos izquierdistas de todo el mundo, sobre sus gestiones en Ucrania y sobre la política de ese país.

La organización Citizens United fue la que reveló que Ciaramella y la ex Subsecretaria de Estado para Asuntos Europeos y Eurasiáticos del Departamento de Estado, Victoria Nuland, además de otros funcionarios de política exterior de la administración Obama eran informados regularmente sobre la política de Ucrania y las actividades de Soros.

La información les era suministrada por Jeff Goldstein, analista principal de políticas para Eurasia de la Fundación Sociedad Abierta de George Soros, tal como se supo por los correos electrónicos obtenidos en 2018 a través de una solicitud de la Ley de Libertad (FOIA, por la sigla en inglés).

Para Citizens United los contenidos de los emails y el hecho de que haya participado de ellos son “pruebas bastante devastadoras de su participación en el estado profundo”, escribió la entidad que había pedido la información por Nuland y casualmente involucraba a Ciaramella.

Nuland, quien trabajó con Ciaramella, también recibió información sobre Ucrania de Christopher Steele, el autor del informe usado contra el presidente Trump en la investigación de la falsa colusión con Rusia, adelantada también por los demócratas y que luego de tres años y muchos millones de dólares no encontró que el mandatario hubiese ejercido alguna irregularidad.

Es claro que Soros accedía a los funcionarios de seguridad nacional bajo la administración de Obama en el caso de Ucrania, tal como lo pone de relieve el medio alternativo Breitbart.

En los correos se señala también a Soros dirigiéndose a Johannes Hahn, el Comisario Europeo de Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, para que intervenga ante los países miembros de la Unión Europea para la liberación de visados para Ucrania.

Igualmente, Hahn tomó parte con Nuland en la Cumbre del SI, “la principal plataforma de diplomacia pública de Europa del Este”, en el 2015, a la que también asistió Vadym Pozharskyi, asesor de la junta de Burisma.

Burisma, es la compañía ucraniana de gas relacionada con el candidato Joe Biden y su hijo Hunter.

Cuando el senador demócrata era vicepresidente de Estados Unidos bajo la administración de Obama, intervino en asuntos políticos de Ucrania y su hijo Hunter paso a ocupar un puesto en la Junta de directores de esta empresa, además de obtener sueldos mensuales que superaban los 50.000 dólares.

Por otro lado, el senador republicano de Kentucky Rand Paul cree que conviene llamar a Ciaramella a testificar dada su profunda implicación con los hechos del Caso Ucrania.

“Creo que es necesario que Eric Ciaramella sea traído a testificar, y luego creo que en última instancia se determinará en ese momento [su identidad como el denunciante]”, dijo Paul, agregando: “Creo que es una persona de interés en el sentido de que estaba en Ucrania cuando Joe Biden estaba allí y cuando Hunter Biden trabajaba para el oligarca ucraniano. Así que simplemente por eso, creo que es un testigo material que necesita ser traído”, de acuerdo con el Washington Examiner del 13 de noviembre.

José Ignacio Hermosa – BLes

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Clinton-China La verdadera colusión (Parte 2)

videoinfo__video2.bles.com||437cd59e6__

Ad will display in 09 seconds