El vicepresidente del Órgano Electoral Plurinacional (OEP) de Bolivia, Antonio Costas, renunció este martes 22 de octubre a su cargo como protesta ante la decisión de dicho organismo de suspender la publicación de resultados del conteo de votos de los comicios presidenciales.

En su carta, Costas aseguró que su renuncia fue motivada por “la desatinada decisión de la sala del Tribunal Supremo Electoral de suspender la publicación de los resultados del Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares Electorales-TREP”, lo que aseguró causó confrontaciones sociales innecesarias.

La dimisión de Costas se da al mismo tiempo que grupos políticos opositores en Bolivia llamaron a un paro general como parte de las protestas desatadas por una supuesta manipulación en el conteo de votos de las elecciones del pasado domingo.

Por su parte, la presidenta del OEP, María Eugenia Choque, aseguró visiblemente emocionada, en una conferencia de prensa, que quienes conforman ese organismo temen por su integridad ante la violencia desatada. “No hemos ocultado información alguna. Hemos sido transparentes”, dijo Choque.

“Este proceso está supervisado y administrado por una auditoría, no por nosotros, sino por una empresa y la empresa también nos dirá si estos resultados, como dicen, son fraudulentos. Señoras y señores, no son fraudulentos porque ahí están y también cada uno de los ciudadanos de las organizaciones políticas nos ha seguido”, insistió Choque.

La presidenta del OEP lamentó que organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) hayan cuestionado el recuento de votos de las elecciones del pasado domingo. Recalcó que organismo electoral no tiene “nada que ocultar”, pero sus siete miembros tienen que “velar por su integridad personal”.

“Somos madres y padres”, exclamó entre sollozos, para manifestar que les duele que les “tengan que acosar” pese a que “a nadie se ha cerrado las puertas” para supervisar el cómputo de votos.

Derriban estatua de Chávez

Las declaraciones del OEP se dan al mismo tiempo que unas 400 personas en Riberalta, en el departamento amazónico de Beni, derribaran una estatua del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, y colocaran la cabeza de la efigie frente a la casa del alcalde, afín al oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS).

La gente se reunió en la noche en una plaza donde estaba desde 2013 el monumento a Chávez, y lo derribaron con sogas y picotas. Luego de decapitar la estatua, llegaron en motocicletas hasta la casa del alcalde de Riberalta, Omar Núñez, y la dejaron en su puerta como forma de protesta.

El hotel en el centro de La Paz donde se desarrolla el recuento está fuertemente protegido por la Policía después de que la pasada noche se registraran incidentes en el exterior, con cargas policiales en las que se empleó material antidisturbios para dispersar a una muchedumbre que denunciaba un fraude.

La difusión repentina por parte del órgano electoral de un recuento provisional preliminar, no oficial, que daba a Evo Morales la victoria en primera vuelta, pese a que el domingo se había detenido cuando apuntaba a una segunda ronda con el opositor Carlos Mesa, provocó protestas violentas en el país.

Fuente: DW.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: ¿Qué está pasando en Hong Kong?

videoinfo__video2.bles.com||06daa9374__

Categorías: América

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.