La tensión en la frontera entre Venezuela y Colombia crecía el viernes, en la medida en que el gobernante en disputa Nicolás Maduro se niega a aceptar que existe una crisis humanitaria en su país, mientras cada vez más venezolanos claman por la entrada de la ayuda que ha destinado Estados Unidos para aliviar la escasez de alimentos y medicamentos.

El jueves camiones con unas 100 toneladas de productos imprescindibles como medicinas, comida y suministros para hospitales llegaron al puente internacional Tienditas, en el punto fronterizo de Cúcuta, que separa a Colombia de Venezuela.

Le puede interesar: Estados Unidos revoca visas a miembros de Asamblea Constituyente venezolana

La ayuda está siendo almacenada en un centro de acopio organizado por las autoridades colombianas hasta que sea posible distribuirlo dentro del territorio venezolano.

Venezolanos que fueron consultados por un equipo de la Voz de América agradecieron la ayuda internacional que están dispuestos a entregar varios países además de Estados Unidos, y a su vez están instando a Maduro que de luz verde al primer cargamento.

Le puede interesar: Llega a la frontera la primera ayuda humanitaria de EE. UU. para Venezuela

Venezolanos agradecen la ayuda que está llegando de EE.UU. e instan al gobierno en disputa de Nicolás Maduro que permitan el acceso de los paquetes con suministros de alimentos y medicinas.
Venezolanos agradecen la ayuda que está llegando de EE.UU. e instan al gobierno en disputa de Nicolás Maduro que permitan el acceso de los paquetes con suministros de alimentos y medicinas.

“Por favor, por amor a Dios, permitan (la llegada de) la ayuda humanitaria para que no le pase a los enfermos que están en Venezuela lo que le está pasando a mi esposa aquí en Colombia, que a pesar de todos los esfuerzos del gobierno colombiano por salvarle la vida a mi esposa, dando sus tratamientos y atención médica, mi esposa ya está en la fase terminal de su enfermedad de cáncer de mama”, dijo un venezolano exiliado en Colombia.

El venezolano Luigi Rivas explicó que es importante que la comunidad internacional “no se detenga y que hagan todo los posible por hacerlo llegar (la ayuda humanitaria) a las personas que lo necesitan. A su vez clamó porque continúen ayudando pese a las “amenazas o cualquier cosa que invente Nicolás Maduro”.

La venezolana María González recibió emocionada la noticia de la llegada el jueves del cargamento humanitario y explicó sus razones: “Me siento tan feliz que me siento impulsada a llorar”, dijo. “Los que somos hipertensos no hemos conseguido medicina y si la conseguimos la tenemos que pagar a un dinero que no lo tenemos”.

“Entonces tiene que reaccionar señor presidente (sobre) lo que está pasando”, dijo aludiendo a la negativa de Maduro de dejar pasar la ayuda.

Grupos de venezolanos portaban carteles en los que se podía leer: ¡Ayuda humanitaria ya!. ¡Que llegue donde tiene que llegar, por favor! y !Fuera Maduro!

Lo que dice Maduro

El gobernante en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, insiste en que Estados Unidos ha organizado “un golpe de estado” para derrotarlo, un argumento que abrazó después que el líder opositor Juan Guaidó juramentó el 23 de enero pasado como presidente interino de la nación y rápidamente recibió el apoyo de Washington, de la mayoría de países de la región y de naciones europeas.

Antes de eso, países miembros de la OEA, entre ellos EE.UU., desconocieron el segundo mandato de Maduro, que asumió el 10 de enero tras unas elecciones celebradas en mayo de 2018 y que fueron calificadas de “fraudulentas” y su mandato de “ilegítimo” y al propio Maduro catalogado como un “usurpador del poder”.

Hasta ahora parece no moverse en su posición de no dejar pasar la ayuda, parapetado como está detrás de los militares que continúan apoyando su mandato.

“Por nuestros inmensos recursos petroleros, minerales y travesía de riquezas han impulsado una coalición internacional encabezada por el gobierno imperialista de Estados Unidos para cometer la grave locura de agredir militarmente a Venezuela bajo la falsa escasa de una crisis humanitaria inexistente”, dijo Maduro.

La Voz de América constató que fueron movilizadas hacia el punto fronterizo donde se acopia la ayuda humanitaria miembros de las Fuerzas Armadas Bolivarianas, donde se colocaron varios contenedores físicos para evitar el paso de esta asistencia.

Momento crucial para Venezuela

El analista político Michael Shifter, presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano, con sede en Washington, explicó que la negativa de Maduro de no recibir ayuda de EE.UU. viene de la época del fallecido expresidente Hugo Chávez, quien tampoco admitió semejante apoyo ante el temor a una “intervención militar”.

“Estamos en un momento crucial, en un punto de inflexión, con un cambio dramático en cuanto a la fortaleza de una oposición que parece unida bajo un liderazgo muy efectivo, impresionante de Juan Guaidó y un régimen de Maduro que está muy debilitado, enfrentan una presión nacional e internacional”, dijo el experto.

“Esto es un cambio fuerte, una presión para una transición democrática”, aseguró.

A través de Voz de América        

Ir a la portada de BLes

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!