Redacción BLes – La edad no es un impedimento, y para muchas personas es precisamente una etapa de nuevas oportunidades, tal es el caso de Marta Carrizo, una mujer de 75 años que es originaria de la provincia de Catamarca, Argentina, y quien esta semana prácticamente se recibió como guía turística, completando así un ciclo de estudios que comenzó en la década de los 90. Solo le queda presentar su tesis.

De acuerdo con la agencia argentina de noticias Télam, la septuagenaria mujer que terminó la carrera de Guía de Turismo en el Instituto Chavarría de Catamarca declaró: “La paso muy bien estudiando con mis compañeros que son todos chicos, muy diferentes, de distintos lugares de la provincia”.

Si bien la Sra. Marta aún no ha terminado su tesis, asegura que lo más probable es que vaya por la tecnicatura superior en turismo.

[Sometió a su hijo sano a un calvario: Lo llevó 323 veces al médico y lo obligó a realizarse 13 cirugías]

Por el momento la tesis que se titula ‘El granado de la abuela’ tiene por objetivo la construcción de un parque de usos múltiples para turismo en un terreno situado a 300 kilómetros de Catamarca, heredado a través de generaciones en su familia y que ella espera legar a su hija y nietas, indicó Cadena 3.

Según lo recogido por la estación de radio argentina, pasó gran parte de su infancia y adolescencia en el campo, en donde no había secundaria, salvo estudiar costura y bordado en escuelas técnicas, declaró Marta. Después tuvo la oportunidad de trasladarse a la capital provincial donde fue trabajadora doméstica y enfermera, su otra gran pasión.

A la edad de 40 años, Marta aprovechó para hacer secundaria, ella afirmó que estudiaba junto a compañeros de 12 y 15 años que la llamaban doña. “Es más, hasta ahora nos juntamos cada tanto y todavía me siguen diciendo doña”, según informó Cadena 3.

De acuerdo con la cadena radial argentina La 100 Cienradios, luego llegó la oportunidad de hacer la universidad, la cual, según explicó, debió dejar inconclusa en los años 90 por problemas familiares. Marta explicó: “Ahora que estoy más estabilizada decidí retomar. Tuve que recursar materias, regularizar otras y estoy llegando al final”.

Ella dijo al medio argentino que no le gustaría trabajar pero sí ofrecer charlas ya que según ella: “Hace falta potenciar el turismo en Catamarca. Hay tantas historias para contar, tantos paisajes hermosos que todos deberían conocer”, explicó.

[Hallan un extraño muñeco de trapo en la celda de Nahir Galarza, la joven de 19 años que asesinó a su exnovio]

Marta así mismo mantiene una pasión por seguir aprendiendo sobre artesanías y gastronomía catamarqueña, que también tiene que ver mucho con el turismo. Para ella la cultura indígena en Catamarca “es muy rica”. La mujer de 75 años resaltó la simpatía de la gente de la región.

De acuerdo con la cadena radial argentina, la familia de Marta también lleva por dentro el sentido del gusto por la formación y el profesionalizarse, ella dice que su hijo se parece mucho a ella en cuanto al gusto por estudiar y cuenta que su hija es enfermera, mientras que su nieto mayor estudia medicina.

La mujer de grandes aspiraciones que hoy es una guía de turismo enfatiza: “Estudiar me mantiene la mente ocupada, me divierte, me despeja”.

También te puede interesar: El anciano que usó 9 pares de zapatos para caminar 2000 km y transmitir un importante mensaje.

videoinfo__video2.bles.com||29a92229b__