Agentes de la Patrulla Fronteriza rescataron a una familia guatemalteca de cuatro personas antes de que se ahogaran al intentar cruzar la frontera sur de Estados Unidos.

Una fuerte corriente arrastró a una mujer y a sus tres hijos de 2, 4 y 15 años río abajo cuando intentaron cruzar el Río Grande el 28 de marzo.

Afortunadamente para la familia, los agentes de la Patrulla Fronteriza (BP, por sus siglas en inglés) estaban patrullando el río cercano y se dieron cuenta antes de que fuera demasiado tarde. Los agentes, navegando contra la corriente en su lancha, pudieron alcanzarlos rápidamente y sacarlos del agua.

Un portavoz de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) advirtió en una declaración sobre el creciente peligro que corren los migrantes cuando intentan cruzar la frontera ilegalmente.

Le puede interesar: Imágenes revelan los peligrosos cruces fronterizos que atraviesan los inmigrantes ilegales en EE. UU..

“Los migrantes continúan ignorando los peligros y arriesgando sus vidas al intentar cruzar el Río Grande”, dijo el lunes el agente Louie W. Collins, jefe interino de la patrulla del sector de Del Río. “Si nuestros agentes de la Patrulla Fronteriza no hubieran estado en el área para responder rápidamente, la mujer y sus hijos se habrían ahogado”.

La familia fue rescatada por agentes del Sector Del Río que trabajaban cerca de Eagle Pass, un pueblo ubicado en la frontera entre Texas y México.

“Los rescates de los agentes de BP a lo largo del Río Grande han aumentado dramáticamente en los últimos meses”, declaró Dennis Smith, portavoz de la CBP, el martes a The Daily Caller News Foundation. El aumento de los rescates en el Río Grande coincide con un aumento dramático de las detenciones de migrantes en la frontera sur.

Le puede interesar: “Estamos en una crisis urgente”, dice líder sindical sobre la situación en la frontera con México.

Los funcionarios de inmigración esperan que el número total de detenciones de inmigrantes en marzo supere los 100.000, lo que supondría el mayor número en más de una década. La afluencia de inmigrantes -que la Secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen ha descrito como una “catástrofe”- ha desbordado los centros de detención, obligándolos a liberar a más de mil inmigrantes ilegales al día.

“Estamos en una crisis urgente", dice líder sindical sobre la situación en la frontera con México
Imagen ilustrativa

Al igual que la familia guatemalteca de cuatro personas que fue salvada, la mayoría de los migrantes que actualmente intentan cruzar la frontera son de América Central, y muchos de ellos son menores no acompañados. La demografía lo hace mucho más difícil para los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, ya que los extranjeros no mexicanos y los menores no acompañados no pueden ser deportados rápidamente.

En respuesta, Nielsen ha solicitado que el Congreso apruebe varias medidas legislativas que ayudarían al Departamento de Seguridad Nacional a manejar la creciente crisis. La secretaria de Seguridad Nacional también anunció el lunes planes para ampliar el programa “Permanecer en México”, una política que requiere que los migrantes centroamericanos que solicitan asilo permanezcan en México mientras esperan que sus solicitudes de asilo sean procesadas en los tribunales.

A través de Daily Caller Center.

Ir a la portada de BLes.

Categorías: América EE. UU.

Video Destacados