En la Ciudad de México entró en vigor, desde el 1° de Febrero, la Ley Constitucional de Derechos Humanos y sus Garantías, y para la Licenciada Rocío Gálves de Lara, Presidente del Comité Nacional Provida, es un “error terrible”,  porque eleva el aborto a derecho humano, según video de su asociación.

La iniciativa fue presentada a fines de noviembre por la Comisión de Derechos Humanos, presidida por Nashieli Ramírez Hernández, según el medio La Jornada del 27 de noviembre.

“Error terrible” dice presidente Provida  Aprobado el aborto como derecho humano en Ciudad de México
La Licenciada Rocío Gálves de Lara, Presidente del Comité Nacional Provida, a la izquierda.

Mediante la Ley, se eleva y considera como un derecho humano la práctica del aborto, en cualquier caso, hasta las doce semanas de gestación, lo que a juicio de la Licenciada Gálves “es un error terrible, un acto de barbarie”, que desconoce el derecho a la vida del ser humano en gestación.

Llama la atención a la presidenta Provida que se mencionen en las disposiciones a “las personas gestantes”, estipulación que, al parecer, daría la opción a que los hombres también gestaran, dado que las que naturalmente gestan son las mujeres.

Por otro lado, cita en particular el artículo 32, que propicia los métodos anticonceptivos, lo que daría lugar a la esterilización en las mujeres, como efecto secundario grave, y haciendo contraste con el acceso universal a técnicas de fertilización asistida, también nombradas en la legislación aprobada. 

Otro de los aspectos de la Ley, destacada por la representante de la iniciativa de la sociedad civil, es que obliga a las autoridades con la exigibilidad y justiciabilidad.

La aprobación de la Ley es citada por Nancy García, Coordinadora Nacional de la organización Con Mis Hijos No Te Metas, de la República Argentina, con sede en Buenos Aires, desde la página de Facebook, en los siguientes términos.

“Impuesto en las sociedades, el aborto como “derecho humano” permitirá perseguir a todo aquel que se declare provida, como así silenciar a las mujeres que estén sufriendo depresión de síndrome post aborto, como sucede en Francia, cuyas leyes también lo consideran un “derecho humano”.

Nancy García, explica que en Francia quien se pronuncie públicamente en contra del aborto va a la cárcel o paga una multa cuantiosa.

Asimismo, ilustra acerca del riesgo que el avance de la agenda de género implica para aspectos tales como la libertad de expresión y de conciencia, la libertad de opinión, la libertad de los padres de educar a sus hijos según sus convicciones, y las libertades y garantías individuales.

José Ignacio Hermosa

Ir a la Portada BLes.com.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?