Redacción BLes– Durante una audiencia celebrada el miércoles por el Comité de Supervisión del Senado, el abogado Jesse Binnall, de la campaña de Donald Trump, aseguró que el trabajo de su equipo se vio frustrado en todo momento en Nevada mientras buscaban la transparencia durante las disputas legales posteriores a las elecciones.

“Se nos negó (la transparencia) en Nevada en todo momento”, expresó Binnall ante el panel de senadores. “El sistema legal no permitía la transparencia”, agregó el abogado en relación con una demanda que alegaba una masiva emisión de votos fraudulentos en dicho estado.

Binnall aseguró que los funcionarios electorales de Nevada se negaron a aceptar citaciones o documentos legales que los obligaban a cooperar con la investigación del equipo legal de Trump, según informó Just the News.

Binnall sostuvo que para poder proteger la integridad electoral de los Estados Unidos era un deber garantizar “la transparencia”, lamentando que en ese caso haya habido una ausencia.

El abogado de la campaña de Trump dio a conocer semanas atrás que más de 8.000 votos ausentes emitidos en Nevada tenían direcciones falsas y casi 20.000 votos fueron emitidos por no residentes, agregando además que en el estado se registraron al menos 500 muertos y 42.000 votos dobles.

Le recomendamos:

Por otro lado, en la audiencia también tuvo lugar la declaración de apertura del senador republicano por Wisconsin, Ron Johnson, quien sugirió que debería permitirse a los expertos examinar las máquinas de votación de Dominion utilizadas en las elecciones 2020.

“Las acusaciones más difíciles de evaluar involucran vulnerabilidades en las máquinas de votación y el software utilizado”, señaló Jhonson, quien preside el Comité Senatorial de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales.

“Para determinar de manera efectiva hasta qué punto las máquinas de votación estaban sujetas a intrusiones nefastas u otras vulnerabilidades, los expertos en informática deben tener la oportunidad de examinar estas acusaciones”, continuó.

El llamado de Johnson se produjo luego de que se diera a conocer el informe preliminar sobre la auditoría realizada a 16 máquinas electorales de Dominio Voting System en el condado de Antrim, Michigan.

Los análisis realizados por un equipo de expertos forenses concluyeron que las máquinas fueron “diseñadas intencional y deliberadamente con errores inherentes para crear fraude sistémico e influir en los resultados de las elecciones”.

Johnson se refirió a la seguridad de las máquinas de votación como un tema complejo que ha sido examinado anteriormente por los legisladores demócratas.

“Estos proveedores ponen a disposición del público poca o ninguna información sobre cuánto dinero dedican a la investigación y el desarrollo, o al mantenimiento de sus sistemas y tecnología de votación. También comparten poca o ninguna información sobre las ganancias anuales o la compensación ejecutiva para sus propietarios”, escribió la senadora demócrata Elizabeth Warren el año pasado.

César Munera– BLes.com