Tracy Stone-Manning publicó una tesis en la que afirmaba que los niños son “un peligro ambiental”. También es señalada por participar en un acto de ecoterrorismo

Para Tracy Stone-Manning, los niños significan un «peligro ambiental». Así lo plasmó en su tesis de posgrado en 1992. La premisa iba acompañada de la foto de un menor estadounidense. Ahora ella se convirtió en la nominada de Joe Biden para dirigir la Oficina de Administración de Tierras, agencia secundaria del Departamento del Interior que administra las tierras federales.

El expediente de Stone-Manning da para mucho más. Ha sido señalada como participante de un episodio de «ecoterrorismo» que data de 1989 por clavar púas de metal en árboles y sabotear una venta de madera en Boise, Idaho. Esas púas pueden causar daños en las personas dedicadas a la tala.

Ha sido tal el estruendo por su nominación que incluso Bob Abbey, director de la oficina en el primer mandato de Barack Obama, la rechazó de inmediato. «Poner a alguien en esa posición que tiene este tipo de currículum solo traerá una controversia innecesaria que no es buena para la agencia ni para las tierras públicas”, afirmó.

Stone-Manning es defensora del control de natalidad, una medida aplicada durante décadas en China y que llevó a mujeres a abortar o pagar elevadas multas. En esta línea responsabilizó a los estadounidenses por creer que la superpoblación «es solo un problema en otras partes del mundo».

«Detente en uno o dos niños»

La polémica tesis de Stone-Manning incluía un guion para un comercial de televisión que mostraba una mujer reflexionando sobre tener un tercer hijo. El mensaje cierra con imágenes de atascos de tráfico y vertederos desbordados, añade el siguiente texto:

“Un niño nacido en Estados Unidos consumirá 499 veces más energía que un niño nacido en Etiopía. Y cada año, los estadounidenses agregan a la tierra 2 millones de seres humanos que consumen energía. Consumimos una cuarta parte de todos los recursos del mundo, simplemente viviendo como estadounidenses”. Luego le sigue la frase: “Haz lo verdaderamente inteligente. Detente en uno o dos niños”.

La retórica pasa directamente por controlar los nacimientos de la especie humana, no por educación ambiental, a pesar de que Stone-Manning hizo su maestría en estudios ambientales.

En la reseña de su tesis, replicada por Daily Caller, Stone-Manning escribió que dirigió los anuncios a hombres y mujeres que planificaban sus familias y los diseñó para «tirar de raíz muchos de nuestros horrores ambientales, la superpoblación».

Acusación por ecoterrorismo

“No importa cuán joven, no importa cuán ingenuo sea, el director de la Oficina de Administración de Tierras de los Estados Unidos de América no debería —y repito, no debería— haber estado involucrado en el ecoterrorismo», expresó el senador republicano de Alaska, Dan Sullivan, ante el Congreso.

También le recomendamos: Mujer que HUYÓ del régimen chino ADVIRTIÓ a la junta escolar sobre la Teoría Crítica de la Raza

Ad will display in 09 seconds

Lo que más podría jugarle en contra a la asesora de política ambiental, es la acusación de falso testimonio hecha por Protect the Public’s Trust, un grupo de vigilancia del Gobierno. Esto debido a que Stone-Manning declaró ante el Comité Senatorial de Energía y Recursos Naturales que nunca había sido objeto de una investigación criminal federal.

Pero los registros señalan lo contrario. El caso de los piquetes en árboles sugiere que ella era investigada por el Gobierno federal y habría sido citada para tomarle huellas dactilares y muestras de cabello.

No es la primera vez que Joe Biden hace nominaciones polémicas para cargos de su Gobierno. En enero de este año se conoció que Linda Thomas-Greenfield, actual embajadora de EE. UU. ante la ONU, recibió dinero del régimen chino. Ella misma lo admitió.

La Casa Blanca mantiene su posición de que Tracy Stone-Manning «está excepcionalmente calificada» para ser directora de la oficina que controla y regula las tierras federales. Dado el tipo de gobierno progresista de Biden, no es de extrañar esta nominación.

Oriana Rivas – panampost.com