Redacción BLes– Luego de que el presidente estadounidense, Joe Biden, pasara gran parte de su tiempo laboral firmando órdenes ejecutivas que revierten las políticas exitosas del expresidente, Donald Trump, y de que se hablara de “desprogramar” a los 74 millones de sus votantes, el autor especializado en política, C. Douglas Golden, observa que se cumple la predicción.

Trump dijo: “En realidad no vienen por mí, vienen por ti, yo solo estoy en el camino”, advirtiendo a los estadounidenses. 

En este sentido Golden ve en el caso de la periodista Meghan McCain, que se arrepintió de haber apoyado a Biden, la realización de lo dicho por Trump, de acuerdo con su artículo en The Western Journal del 26 de enero.

McCain es una republicana que celebró el triunfo de Biden con la esperanza de que llamara a la unión nacional, según compartió, pero que quedó aturdida al comprender que los izquierdistas no querían la unión, realmente, 

Lo que más desconcertó a McCain fue escuchar a la demócrata expresentadora de “CBS Nightly News” y “Today”, Katie Couric, diciendo que algunos congresistas republicanos “están creyendo la basura que se les alimenta 24/7 en Internet, por sus electores, y se han creído esta gran mentira”, en una entrevista con el presentador Bill Maher.

Más extremo aún le pareció escuchar Couric diciendo: “Y la pregunta es ¿cómo vamos a desprogramar realmente a estas personas que se han apuntado al culto de Trump?”.

A lo que replicó McCain en el programa “The View”: “Y en lugar de eso [unión], estamos escuchando un montón de gente como Katie Couric que dice que los republicanos como yo necesitamos ser reprogramados, que nos han lavado el cerebro, que 74 millones de estadounidenses son básicamente gente irredenta con la que no necesitamos comunicarnos y con la que no necesitamos de ninguna manera tener nada que ver”.

Y agregó: “Creo que es terriblemente peligroso para el país, y creo que es terriblemente peligroso para los demócratas. Si no les importa la unidad, deberían preocuparse por la política de esto”.

Le recomendamos:

“Porque yo no necesito que me reprogramen. Solo tengo una perspectiva diferente sobre cómo debe funcionar el gobierno”, dijo la hija del exsenador John McCain con quien Trump tuvo roces, y copresentadora del programa “The View”.

Por su parte el autor especializado en política, C. Douglas Golden, encontró en el desencanto de McCain el pleno cumplimiento de la expresión de Trump, ya citada. 

Una vez terminado el mandato de Trump siguen siendo perseguidos sus partidarios, como lo pretenden hacer con políticas como la de la “desprogramación”, que también fue propuesta por el demócrata presentador de CNN, Don Lemon.

Refiriéndose al comportamiento de los seguidores de Trump, Lemon comentó: “Y entonces, ¿qué es eso? Un comportamiento sectario. Y creo que mucha gente necesita ser desprogramada, ahora mismo, antes de emitir sus próximos votos”.

Golden continúa con su argumento escribiendo: “Sin embargo, lo que ha quedado claro desde la inauguración es que los demócratas están en modo de purga total”.

Asimismo, el usuario de Twitter @chaleeboh3131, coincide con el pensamiento de Golden, de acuerdo con uno de sus tuits.

“Cuidado con el perro y cuidado con la izquierda victoriosa. Presidente Trump 2019: ‘En realidad, no me persiguen a mí, te persiguen a ti, yo sólo estoy en el camino’ – La agenda de venganza de la izquierda es lo suficientemente repugnante, pero Big Media & Big Tech tienen una diana en la espalda de los partidarios de Trump”, escribió @chaleeboh3131.

Por otro lado, a medida que Biden destruye lo construido en beneficio de los estadounidenses en cumplimiento de la consigna “América Primero”, de Trump, sus políticas van en el sentido contrario, perjudicando seriamente a la clase media y a los recién graduados.

Un ejemplo de ello se aprecia en la acogida de los inmigrantes ilegales. La inmigración ilegal termina cargando con más impuestos a los contribuyentes que tienen que pagar por la salud y la ayuda económica del estado.

Además, perjudica la estabilidad del sistema financiero, ya que las grandes compañías se enriquecen enormemente pero la población en general se empobrece o baja su nivel de adquisición.

 – BLes.com