Redacción BLes– A una semana de que un juez del condado de Antrim, Michigan, autorizara la inspección de las máquinas de votación de Dominion al equipo legal del presidente Donald Trump por la denuncia de un masivo cambio de votos de Trump a Biden, se han dado a conocer detalles sobre la auditoría forense realizada a 22 máquinas.

El ciudadano denunciante William Bailey junto su abogado Matthew DePerno y un equipo de siete expertos capacitados en realizar exámenes forenses, ingresaron el domingo al edificio del condado para recopilar la evidencia de las máquinas de votación.

Tras 8 horas de análisis se completó la auditoría y el equipo de expertos independiente salió del recinto con 16 tarjetas CF (similares a las tarjetas SIM), 16 memorias USB y las imágenes forenses de las máquinas de votación Dominion, según The Gateway Pundit.

Respecto a la auditoría programada a las máquinas de Dominion, el lunes la abogada Jenna Ellis expresó: “Esto es increíblemente importante para el esfuerzo de integridad electoral en su conjunto porque no es solo la campaña de Trump la que está interesada en tener respuestas para estas máquinas”.

Ellis afirmó que los resultados podrían proporcionar respuestas sobre la presunta elección amañada a favor del demócrata Joe Biden.

Si bien el equipo de DePerno pretendía obtener los resultados del estudio el martes, estos no le llegaron hasta finales de esta semana.

Ayer en la noche, DePerno ofreció declaraciones al presentador Greg Kelly de Newsmax Tv asegurando que el cambio de 6000 votos de Trump a Biden no fue un error humano, como lo hizo creer inicialmente la secretaria de Estado de Michigan, Jocelyn Benson.

“Bueno, la secretaria de Estado Jocelyn Benson dijo que sucedió por error humano. Descubrimos que eso no es cierto, es una mentira. No sucedió por error humano”, afirmó DePerno.

Le recomendamos:

“Sucedió por un programa de computadora llamado Dominion Voting System. Y a través de nuestra demanda pudimos acceder al programa Dominion Voting System y mi equipo continuó el domingo pasado y tomamos imágenes forenses en ese sistema informático, 16 tarjetas de datos CF, 16 memorias USB y obtuvimos la imagen forense de la máquina de tabulación real en la oficina del secretario del condado de Antrim”, continuó el abogado.

DePerno dijo que presentó una moción de emergencia ante la corte de circuito del condado de Antrim solicitando que se levante la orden de protección que los demócratas buscaron imponer sobre el caso y los resultados para poder compartir los hallazgos con los congresistas de ambas legislaturas y el pueblo estadounidense.

Para que de esa manera “puedan juzgar por sí mismos cómo es que funciona el sistema [de las máquinas de Dominion]”, añadió el abogado.

Si bien la secretaria de Estado Benson presionó para que se llevara a cabo la eliminación de los datos electorales, el Partido Republicano de Michigan exigió la auditoría completa de los resultados de las elecciones tras darse a conocer la denuncia de manipulación en los votos.

Más tarde, el juez de circuito Kevin Elsenheimer ordenó a los funcionarios electorales del condado preservar el estado en el que se encontraban ubicadas las máquinas de votación y abstenerse de manipularlas hasta no realizarse el examen forense.

César Munera – BLes.com