Redacción BLesEl gobernador republicano de Oklahoma, Kevin Stitt, firmó una orden ejecutiva el 8 de noviembre a través de la cual prohíbe al departamento de salud estatal enmendar y/o emitir certificados de nacimiento que asignen el género “no binario” a las personas que se identifican como tales.

Utilizando una orden ejecutiva, Stitt y su administración determinaron la inexistencia del género “no binario” como una categoría válida para la identificación legal de las personas. En el documento, Stitt asegura que “no está permitido por la ley de Oklahoma”.

Stitt le dijo al Departamento de Salud del Estado que dejara de modificar los certificados de nacimiento de cualquier forma que no esté autorizada por la ley estatal. Al mismo tiempo que ordenó al departamento que eliminara de su sitio web cualquier referencia a la modificación de los certificados de nacimiento de personas no binarias, según The Washington Times.

El Departamento de Salud comenzó a agregar la opción no binaria luego de un acuerdo de conciliación en un caso civil en el que una persona llamada Kit Lorelied, identificada como “no binaria”, presentó una demanda luego de que el Departamento de Salud inicialmente rechazara una solicitud para tener una designación de este tipo en su certificado de nacimiento.

La Procuraduría General representó al Departamento en la demanda y ambas partes pudieron llegar a un acuerdo. A Lorelied se le emitió el nuevo certificado de nacimiento ese mismo mes y el departamento acordó agregar una opción no binaria para los documentos

Stitt y otros líderes republicanos en la Legislatura manifestaron su indignación al respecto luego de enterarse de la decisión. A tal punto llegó el enojo que el comisionado de Salud Lance Frye renunció al día siguiente.

En declaraciones previas Stitt sentenció que “no existe tal cosa” como una identidad no binaria. Y también agregó:

“Creo que las personas son creadas por Dios para ser hombres o mujeres. Punto”, dijo Stitt en un comunicado de octubre. “No existe el sexo no binario y condeno de todo corazón el supuesto acuerdo judicial de la OSDH celebrado por activistas deshonestos que actuaron sin recibir la aprobación o la supervisión adecuadas”.

Stitt, además de ordenar el cese de las designaciones no binarias en los certificados de nacimiento, ordenó a la Legislatura que apruebe una legislación cuando regrese el próximo año para prohibir específicamente la emisión de certificados de nacimiento con designaciones no binarias.

Como era de esperar, la noticia no cayó bien en los círculos de izquierda que abogan por los intereses de sectores LGBT, y ya anunciaron que comenzarán una batalla legal para revertir la decisión del gobernador. 

Por su lado el Departamento de Salud respondió a la orden ejecutiva con un comunicado en el que dice cumplirá con la orden del gobernador y está comprometido a servir a Oklahoma.

“De conformidad con la orden ejecutiva, se continuarán enmendando los certificados de nacimiento según lo permitido por la ley”, dijo textualmente el Departamento según informó  el medio local KWTV.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.