Redacción BLes– En medio de la disputa entre sindicatos de maestros y el gobierno sobre la reapertura de las escuelas, la directora de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky, aseguró el miércoles durante una conferencia de prensa que no es requisito la vacunación de los maestros para reabrir las escuelas de manera segura. 

La nueva administración Biden, se encuentra ahora frente a una encrucijada debido a que durante el 2020 fueron grandes defensores de las cuarentenas interminables, así como de los cierres de escuelas y espacios públicos. Algunos de sus aliados de izquierda como los sindicatos de maestros continúan con la misma idea. Las críticas comienzan a llegar a la Casa Blanca, asegurando que la administración Biden no está ejerciendo presión alguna para reabrir las escuelas.

Las cuarentenas interminables nunca fueron acompañadas por argumentos científicos sólidos, más bien fueron incentivadas y promovidas por movimientos políticos con intereses turbios.

Diversos estudios demuestran la importancia de reabrir las escuelas para proteger a nuestros niños y jóvenes, que en la mayoría de los casos se encuentran cerca de cumplir un año lejos de las instituciones educativas y fuera de contacto con sus pares, lo que ha traído problemas de todo tipo. Comenzando por ver afectada la calidad de su educación y siguiendo por una serie de problemáticas psíquicos asociados al encierro y a la falta de contacto con pares. 

Sin embargo los sindicatos docentes, siguiendo su línea política izquierdista busca impedir el regreso a las aulas y a la enseñanza presencial, postergando las necesidades de millones de niños y niñas en todo el país.

Le recomendamos:

En sus argumentos para no reabrir las escuelas, los docentes hablan del supuesto peligro de exponerse al contagio del virus PCCh y en muchos casos exigen ser vacunados para poder comenzar. Sin embargo, Walensky durante una conferencia de prensa dijo: “La vacunación de los maestros no es un requisito previo para la reapertura segura de las escuelas”.

Añadió que si bien un comité asesor de los CDC ha colocado a los maestros en la categoría “1B” para recibir vacunas, el segundo grupo prioritario para la vacunación, “también quiero dejar claro que hay cada vez más datos que sugieren que las escuelas pueden reabrir de manera segura y la reapertura segura no sugiere que los maestros deban vacunarse para poder reabrir de manera segura”.

Los nuevos comentarios de Walensky, se suman a los enunciados la semana pasada cuando aseguró en una conferencia de prensa que: “Los CDC continúan recomendando que las escuelas K-12 sean el último lugar en cerrar y las primeras en reabrir”

Walensky continuó diciendo que los datos sobre los que están trabajando recopilados de las escuelas en funcionamiento, campamentos de verano y otros espacios donde participan niños y adolescentes, aseguran que no solo tienen tasas disminuidas de síntomas, sino que también las tasas de transmisibilidad son bajas.

En consecuencia, los CDC afirman que “los entornos escolares no provocan una rápida propagación del virus”.

A pesar de los argumentos científicos en su contra, los sindicatos de maestros continúan argumentando que las condiciones no están dadas para comenzar. Claro, no es la ciencia lo que está en discusión sino sus intereses políticos.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.