Redacción BLes– Un extaquígrafo de la Casa Blanca alertó que la capacidad de hablar en público de Joe Biden se ha deteriorado significativamente desde que dejó la vicepresidencia hace cuatro años. Aseguró que es tal el cambio en su estado mental que “no es el mismo Joe Biden”.

Mike McCormick trabajó como taquígrafo de la Casa Blanca durante 15 años. Puntualmente, de 2011 a 2017, cubrió los discursos del entonces vicepresidente de Barack Obama.

Recientemente, ha publicado su libro “Joe Biden No autorizado” en el cual relata su experiencia al trabajar con Biden y hace una mirada crítica al estado actual del exvicepresidente.

“Hay una diferencia completa con respecto a lo que era en 2017”, dijo McCormick en una entrevista con el Washington Free Beacon publicada el 8 de septiembre.

“Ha perdido un paso y no parece tener la misma agudeza mental que tenía hace cuatro años”, añadió.

En diálogo con el sitio web político, aseguró que Biden “no tiene la energía, no tiene el ritmo de su discurso”. “Es un tipo diferente”, afirmó.

Durante su labor en la Casa Blanca, McCormick viajaba periódicamente con Biden para transcribir sus discursos, conversaciones públicas con líderes extranjeros y reuniones informativas extraoficiales con los medios de comunicación.

Dijo que, a diferencia de lo que se percibe en la actualidad, el exvicepresidente de Obama tenía talento para conectar con el público y era frecuente que improvisara por fuera de sus discursos preescritos.

“Fíjense.. Leyó ese [discurso del Comité Nacional Demócrata] literalmente… ya no es Joe Biden”, apuntó McCormick.

Si el exvicepresidente de Barack Obama le gana al republicano Donald Trump en noviembre, prestará juramento con 78 años de edad (tendrá 80 años antes de llegar a la mitad de su eventual primer mandato).

Pero más allá de la edad, lo que en realidad ha llamado la atención durante la campaña electoral, es su salud cognitiva.

En una serie de apariciones, por ejemplo, Biden pareció haber perdido el hilo de su pensamiento, “luchó” por terminar una frase u olvidó dónde estaba.

Asimismo, McCormick dijo que el exvicepresidente ahora también parece “perderse” durante las entrevistas. De hecho, al responder preguntas hechas por la prensa recientemente, Biden parece haber leído las respuestas directamente de un teleprompter, incluyendo instrucciones de su personal, como “FIN DE CITA” y “MENSAJE DE TOPLINE”.

También ha hecho declaraciones extrañas: en un diálogo con la audiencia en línea dijo que cuando era paciente en el Hospital Walter Reed, las enfermeras “respiraban en mis fosas nasales para hacerme mover”.

https://youtu.be/jcOeEA0JIVw

Hay muchas otras apariciones públicas que han hecho despertar la alarma acerca de sus capacidades cognitivas. En febrero afirmó que se estaba postulando para el Senado. Durante la contienda por la nominación demócrata, le dijo a la gente que “visitara” el mensaje de texto Joe 30330 (confundiéndolo con un sitio web). También aconsejó a los padres asegurarse de que ellos toquen “el tocadiscos por la noche” para ayudar a sus hijos. En marzo, comenzó a recitar la Declaración de la Independencia y de inmediato se la olvidó, y durante un discurso tomó a su esposa pensando que era su hermana.

En el marco de la campaña, el Presidente Trump lo ha apodado “Dormilón Joe” y la campaña de Trump publicó un anuncio de video el mes pasado sugiriendo que el candidato demócrata está sufriendo un declive cognitivo.

“Es claramente incapaz de funcionar como presidente”, apuntó al respecto el exrepresentante republicano Newt Gingrich explicando que “cada vez que sale de su escondite en el sótano, queda embarazosamente claro que no podría negociar de manera positiva” con líderes extranjeros como el dictador chino Xi Jinping o el presidente ruso Vladimir Putin.

“Se está comportando cada vez más débil con cada semana que pasa. Incluso cuando su campaña puede controlar cada aspecto de sus eventos o apariciones, hay algo patético en la incapacidad de Biden para proyectar fuerza o articular cualquier idea firme”, resumió Gingrich en una columna publicada a mediados de agosto en Fox News.

Según una encuesta realizada a fines de junio por Rasmussen Reports, casi cuatro de cada 10 votantes creen que Biden tiene demencia.

Miguel Díaz– BLes.com