El horror cayó sobre una humilde familia de campesinos en Hualgayoc, Bambamarca, Perú, luego de que desconocidos ingresaron a su rústica casa de barro y los atacaron a tiros con un fusil mientras ellos dormían.

El brutal asesinato múltiple dejó como saldo fatal el fallecimiento de tres adultos y dos niños de apenas 11 y 7 años, pero la hija de nueve años logró salir ilesa escondiéndose debajo de la cama..

Solo sobrevivieron la menor y otra pariente del padre, Rosa Arévalo, de 33 años, que resultó herida en el muslo izquierdo y fue trasladada a un hospital.

Según medios locales, al menos tres desconocidos ingresaron en la vivienda y asesinaron con fusiles a dos adultos, identificados como María Rojana Guevara Mendoza, de 51 años, y Manuel Arévalo Carrión, de 66 años, así como a una adolescente de 17 años que habría estado embarazada y a dos niños de 11 y 7 años.

Las víctimas presentan varios impactos de bala y por los rastros encontrados en la escena del crimen se habría usado fusiles para acabar con sus vidas.

La Policía cree que quienes ingresaron a la casa tenían como objetivo acabar con toda la familia. Los agentes del Departamento de Homicidios de la Divincri ya iniciaron las indagaciones y entrevistaron a los sobrevivientes a fin de que narren lo sucedido.

Los cuerpos de los cinco fallecidos fueron trasladados a la morgue de Cajamarca para que realicen las necropsias de ley.

El jefe del Frente Policial de Cajamarca, Ricardo Trujillo, dijo al portal en internet del diario Perú 21 que se trata de “una zona de difícil acceso”, por lo que sospechan que los atacantes estuvieron en la zona y esperaron “el momento oportuno para entrar y atacar de frente” a las víctimas.

Fuente: Miami Diario.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds