MANAGUA, NICARAGUA — Pese a que la unidad Nacional Azul y Blanco lanzó la campaña Navidad sin presos políticos, unos 160 nicaragüenses detenidos por protestar contra el régimen de Daniel Ortega permanecen hasta la fecha en las cárceles del país, según cifras de esta organización social.

La madre del preso político Hansel Quintero, Gretel Gómez, conversó con la Voz de América.

“De esa lista 63 personas presas políticas están condenadas, 29 detenidas y 74 procesadas, son tratados en condiciones que deterioran su salud cada día, tenemos familiares con problemas en la piel, problemas de trastornos digestivos recurrentes, problemas respiratorios y cuadros clínicos que merecen atención”, explicó Gómez.

El gobierno mantiene encerradas a nueve mujeres, incluida una transgénero, según el registro de las organizaciones civiles. Sus familiares argumentan que todos los detenidos continúan protestando dentro del Sistema penitenciario.

La hermana del prisionero político Edward Lacayo, Karen Lacayo, informó que los presos siguen movilizados: “Desde la cárcel Edward Lacayo a pesar de padecer diabetes mantiene una huelga de hambre desde el 25 de noviembre”.

Los familiares también explicaron a la VOA que el resto de prisioneros cantan el Himno Nacional todos los días a mediodía como un compromiso por su libertad, por eso invitaron a la población a hacer lo mismo que realizan los reos desde sus celdas.

La posición del gobierno

Ortega ha dicho recientemente que su gobierno no tolerará protestas sociales en Nicaragua.

“Aquí no se rinde nadie, aquí no se rinde nadie, que eso lo tengan claro, los yanquis y los vende patria. Aquí no se va a repetir la historia de abril, eso debe quedar totalmente claro, y tenemos los instrumentos legales y jurídicos para defender la estabilidad y la paz de todos los nicaragüenses”, aseguró el mandatario durante un discurso el pasado lunes.

El diputado oficialista Luis Barbosa dijo a la VOA que los arrestados son delincuentes comunes.

“Agarran a alguien en un carro, con 10 kilos de cocaína, y con dinero y es preso político”, argumentó Barbosa.

En Nicaragua existen muchas expectativas, luego de que las autoridades liberaron a cinco manifestantes arrestados por presuntas razones políticas.

Algunos defensores de derechos humanos creen que el gobierno podría liberar a más detenidos, en respuesta a la presión social y las exigencias de la comunidad internacional.

El gobierno mantiene su discurso de que los involucrados en el conflicto sociopolítico ya fueron liberados mediante una polémica ley de Amnistía.

Fuente: Voz de América

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds