La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, (demócrata por California), estaría planeando aplicar sus procedimientos al juicio político que su partido sigue contra el presidente estadounidense Donald Trump, y añadiría más artículos a los dos que ya se habían definido por votación en la Cámara de Representantes.

De acuerdo con One American News (OAN, por la sigla en inglés) uno de los objetivos de los demócratas sería que el exconsejero de la Casa Blanca, Don McGann, testifique con respecto a la conducta del presidente Trump.

En caso de que se bloquee la intervención de McGann se acusaría a Trump de obstrucción a la justicia.

Por ahora se espera el concepto del Tribunal de Apelaciones del Circuito de Washington D. C. sobre si McGann está obligado a rendir testimonio en el juicio, según CNN.

Por su parte, McGann ya se había entrevistado con el abogado especial Robert Mueller, en el anterior intento de impugnación de los demócratas en el que se alegó una supuesta colusión con Rusia, que resultó falsa.

Aparentemente, del informe presentado por Mueller se desprenderían problemas que ahora se pretenden enmendar.

En esa ocasión se argumentó que Trump obstruyó la justicia, pero dado que se encontró inocente de los cargos por los que se le acusaba este hecho no daría lugar a ningún tipo de obstrucción.

En otras palabras, una persona inocente no puede en modo alguno obstruir la justicia.

Otro de los objetivos de los demócratas sería el resultar más convincentes en sus acusaciones y en el proceso llegar hasta la primavera reduciendo la brecha de tiempo entre las primarias y las convenciones nacionales, considerando las elecciones presidenciales del 2020.

Sería en ese momento cuando Pelosi enviaría los artículos hasta el Senado, según lo indicado por OAN.

El envío de los artículos al Senado es indispensable para la continuación del proceso, pero los demócratas estarían demorando este paso del procedimiento legal.  

Por otro lado, para el exasesor de cuatro presidentes en la Casa Blanca, David Gergen, los demócratas, con su demora, estarían esperando a que ‘aparezcan’ “pruebas” que justifiquen el juicio político, según una entrevista sostenida con el programa “Sala de Prensa de CNN”.

Asimismo, Gergen consideró que el cambio de ritmo de los demócratas en el desarrollo del juicio, o “juego de la espera”, no está exento de hipocresía.

“Hay algo de hipocresía en ‘lo queremos rápido’, pero ‘ahora lo queremos lento’”, indicó Gergen a la conductora del programa Ana Cabrera.

El controvertido juicio político contra Trump se basa en las supuestas presiones de este sobre Ucrania para que investigara al exvicepresidente Joe Biden y a su hijo Hunter Biden, al mismo tiempo que retenía casi 400 millones de dólares en ayuda militar y una visita oficial a la Casa Blanca del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy.

A lo largo del rápido proceso dirigido por los demócratas no se presentaron pruebas de que Trump hubiera cometido algún delito.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds