El prominente filósofo político israelí Yoram Hazony recordó que “las buenas fronteras hacen buenos vecinos”, aludiendo a la construcción del muro fronterizo entre Estados Unidos y México.

Hazony, compartió sus puntos de vista en el podcast “Domingo Especial” del editor en jefe del Daily Wire, Ben Shapiro, el 1° de diciembre. 

El presidente del Instituto Herzl de Jerusalén, presidente de la Fundación Edmund Burke y autor del libro “La Virtud del Nacionalismo”, postula dos visiones opuestas para el gobierno de los asuntos mundiales.

Por un lado, el imperialismo mundial regido a través de instituciones transnacionales, y por el otro los territorios nacionales gobernados través de estados-nación soberanos. Hazony privilegió a este último como el superior.

Los habitantes de una nación comparten las características de la cultura que les une, un idioma, costumbres, religión, tradiciones, entre otras que son las que efectivamente fundamentan la lealtad en una nación.

De allí surge la necesidad de proteger a la nación de la imposición de versiones extranjeras de las características nacionales, que ya se han cultivado dentro de las fronteras previamente establecidas.

Por su parte, el académico del American Enterprise Institute, Michael Rubin, reseñó varias soluciones exitosas obtenidas por muros construidos definiendo fronteras.

Entre ellos se encontraba la barrera de seguridad protegiendo Judea y Samaria, que redujo rápidamente el terrorismo en Israel en más de un 90%.

De igual modo Marruecos detuvo en gran medida al Frente Polisario, un grupo comunista que pretendía la independencia del Sáhara Occidental.

Asimismo, entre India y Pakistán una valla defensiva fronteriza mitigó en gran medida la disputa por Cachemira.

La exposición de Hazony refuerza la concepción de fronteras seguras impulsada por el presidente estadounidense Donald Trump, quien decididamente propuso y ahora construye el muro que le permitirá regular la inmigración legal a su país.

En este sentido, en septiembre el presidente firmó una sección del muro de 9 metros de altura que se construyó en Otay Mesa, un suburbio de San Diego que separa California de Tijuana, México.

Efectivamente, siguiendo el patrón señalado por Rubin, en Estados Unidos también la construcción del muro muestra resultados positivos, tal como lo señaló el director retirado del ICE, Tom Homan, quien elogió el mes pasado los esfuerzos del presidente estadounidense Donald Trump por aliviar la crisis en la frontera sur.

En la misma ocasión Homan criticó duramente la propuesta de la senadora Elizabeth Warren de usar el dinero de los contribuyentes para derribar partes del muro fronterizo.

“¿Por qué derribar un muro cuando los datos muestran claramente que donde se construyó una barrera fronteriza, las inmigraciones ilegales cayeron y el contrabando de drogas se hundió?”, se preguntó el exfuncionario en la entrevista con Fox News.

“Quiero decir que sería como si ella quitara la puerta principal de su casa”, comparó el exdirector del ICE, quien expuso que “los números de la frontera han bajado un 65 por ciento”.

José Ignacio Hermosa – BLes

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: Vamos a devolver el poder al pueblo’ – ¿Fue Trump un elegido de Dios [Parte 2]

videoinfo__video2.bles.com||2468c6c6f__

Ad will display in 09 seconds

 

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.