El diplomático peruano Javier Pérez de Cuéllar, quien fue secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de 1982 a 1991, falleció este miércoles (04.03.2020) en su casa en Lima a los 100 años de edad por complicaciones de salud.

Javier Pérez de Cuellar fue uno de los peruanos de mayor relevancia en la esfera política y diplomática, como -hasta el momento- único latinoamericano en ocupar la Secretaría General de las Naciones Unidas. Considerado un negociador incansable, efectivo, paciente y cauteloso, durante sus diez años al frente de la ONU, Pérez de Cuellar mostró un gran interés por los países en desarrollo y actuó de pacificador en diversos conflictos internacionales.

El diplomático murió este miércoles en su domicilio por causas naturales y será enterrado este viernes con honores de jefe de Estado en el antiguo cementerio Presbitero Maestro, de Lima, con la presencia del presidente de Perú, Martín Vizcarra.

Vizcarra expresó sus condolencias en Twitter: “lamento profundamente el fallecimiento de don Javier Pérez de Cuéllar, insigne peruano, demócrata a carta cabal, quien dedicó su vida entera al trabajo por engrandecer a nuestro país”.

En tanto, la cancillería peruana destacó en un comunicado que Pérez de Cuéllar fue un “peruano ilustre y diplomático por excelencia” que “dedicó su vida al servicio del Perú y de la comunidad internacional, ejerciendo con probidad y compromiso ejemplar”.

El negociador incansable

Entre numerosas intervenciones al frente de la ONU, desempeñó un papel decisivo como intermediario en la guerra de las Malvinas, que enfrentó en 1982 a Argentina con Gran Bretaña, y consiguió que el iraquí Sadam Husein y el iraní Ruholá Jomeini acordaran la paz a través de la resolución 598 del Consejo de Seguridad, aprobada en 1987.

También dedicó sus esfuerzos en favor del Grupo de Contadora, marco básico para la pacificación de Centroamérica, y para la salida pactada de las tropas soviéticas de Afganistán, además de interceder en las negociaciones para la independencia de Namibia y en el conflicto del Sahara entre Marruecos y el Polisario.

En Perú, Pérez de Cuéllar ejerció como presidente del Consejo de Ministros y ministro de Relaciones Exteriores simultáneamente durante el gobierno de transición de Valentín Paniagua, entre el 22 de noviembre del 2000 al 28 de julio de 2001. Además, fue candidato a la presidencia en 1995, cuando perdió frente a Alberto Fujimori, quien fue reelegido.

Nacido en Lima el 19 de enero de 1920, y de familia aristocrática, Javier Felipe Ricardo Pérez de Cuellar Guerra se casó en primera nupcias con la francesa Yvette Roberts, con quien tuvo dos hijos, y posteriormente con la peruana Marcela Temple Seminario, con quien tuvo otros dos hijos.

Además de haber recibido numerosas condecoraciones en Perú y más de treinta países, así como doctorados honoris causa de medio centenar de universidades, recibió premios como el Príncipe de Asturias a la Cooperación Iberoamericana (España, 1987), el Premio Olof Palme (Suecia, 1988) y el Jawaharlal Nehru (India, 1989). Asimismo, fue autor de las obras Manual de Derecho Diplomático (1964), Orden o Anarquía (1992), Peregrinajes por la Paz (1997) y Memorias: recuerdos personales y políticos (2012). En 2014 publicó Los Andagoya, su única novela.

Fuente: DW

Te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Ad will display in 09 seconds