Redacción BLesEl usuario Truman Black, de un foro en Internet de seguidores del presidente estadounidense Donald Trump, investigó los datos de las votaciones en los 50 estados de EE. UU. y llegó a conclusiones pasmosas. 

De acuerdo con Black, quien parece ser un hábil programador de sistemas, son millones los votos enviados por los electores para el presidente Trump y desechados o asignados al candidato demócrata presidencial Joe Biden, publicó The Gateway Pundit el 10 de noviembre.  

Si bien con frecuencia se han mencionado casos aislados de fraudes cometidos en estados como Pensilvania, Georgia, Wisconsin y otros, no se había reportado un análisis que incluyera a todos los estados y esa fue la labor que realizó Black, que falta por auditar.

En síntesis, el trabajo de Black señala que a Biden se asignaron 512.095 de Trump y 2.865.757 votos fueron desechados, posiblemente pertenecientes a ambos candidatos.

La fuente tomada por Black es la misma que usan medios como ABC News, CBS News, CNN y NBC News, Edison Research. 

En muchos de los estados se utilizan las máquinas administradas por la compañía Dominion Ballot Counting Systems, que está vinculada a fraudes por el conteo electrónico de votos denunciados antes por la campaña del presidente Trump y algunos medios.

En el que se ha considerado el mayor escándalo de corrupción electoral en toda la historia estadounidense, continuamente aparecen nuevas pruebas e indicios de fraude.

En uno de los casos la abogada de la campaña Trump, Sidney Powell, junto con su equipo encontraron 450.000 boletas con solo votos para Biden, lo que ella consideró “fraude despreciable” a favor del candidato demócrata.

De estas boletas estaban dispersas 98.000 en Pensilvania, de 80.000 a 90.000 en Georgia, 42.000 en Arizona, de 69.000 a 115.000 en Michigan y 62.000 en Wisconsin.

Le recomendamos:

El 60% de la empresa Dominion pertenece al esposo de la senadora demócrata Dianne Feinstein,  Richard Blum, según The Gateway Pundit.

En Míchigan, donde se utiliza este sistema para el conteo de votos, se pasaron miles de ellos de Trump a Biden.

Por otro lado, Blum tiene un largo historial de relaciones con empresas vinculadas al Partido Comunista de China (PCCh), que podrían haber influido en las votaciones que la senadora Feintein hizo sobre China, sugiere SFGATE. 

“Feinstein también ha sido objeto de escrutinio por los extensos tratos comerciales de su marido Richard Blum con China y sus anteriores votos sobre cuestiones comerciales con el país. Muchos de sus activos están en fideicomisos ciegos”, reveló el SFGATE en el 2004. 

Asimismo, Dominion ha tenido relaciones comerciales con la empresa Smartmatic, especializada en sistemas de votación en todo el mundo, señalada de vínculos con el  financista de movimiento de izquierda George Soros.

Su gerente, Lord Mark Malloch-Brown, es miembro de la junta directiva de la Open Society Foundation, fundada y financiada por Soros. 

Desde la Open Society Foundation recibe dinero una inmensa red de organizaciones no gubernamentales dedicadas a promover el izquierdismo radical y la desestabilización de los gobiernos de varios países. 

José Hermosa – BLes.com