Redacción BLes – Luego de haberse conmemorado el discurso anual del Estado de la Unión por parte del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, el Secretario de Estado Mike Pompeo se pronunció el pasado 8 de febrero ante los asistentes al encuentro de invierno de la Asociación Nacional de Gobernadores (NRA por sus siglas en inglés) 2020 para hablar sobre lo que supone la influencia del régimen chino en el país norteamericano.

Pompeo, hizo mención sobre los compromisos que hacen parte de su agenda como diplomático, aprovechando el espacio para hablar acerca de cómo el régimen chino pretende alcanzar acuerdos bilaterales a nivel estatal, comprometiendo la política exterior de EE. UU.

Mencionó que el año pasado recibió una invitación a participar de la Cumbre de Colaboración de Gobernadores de Estados Unidos y China, el cual fue organizado por la Asociación Nacional de Gobernadores y la Asociación para la Amistad y los Países Extranjeros.

“Lo que la invitación no dijo es que el grupo, el grupo que acabo de mencionar, es la cara pública de la agencia oficial de influencia extranjera del Partido Comunista Chino, el Departamento de Trabajo del Frente Unido”.

“Ahora, tuve suerte. Estaba familiarizado con esa organización desde mi época como director de la Agencia Central de Inteligencia”, expresó Pompeo durante el evento.

Así mismo mencionó que el año pasado un grupo de expertos del gobierno chino en Beijing sacó un  informe en el que fue evaluada la actitud que tenían 50 gobernadores estadounidenses hacia China, revelando que muchos consideran al régimen de manera “”amigable”, “línea dura” o de un modo “ambiguo”.

“La lección es que la competencia con China no es sólo un asunto federal. Es por lo que quería estar aquí hoy”, dijo el secretario de estado de EE. UU.

“Está sucediendo en sus estados con consecuencias para nuestra política exterior, para los ciudadanos que residen en sus estados y, de hecho, para cada uno de ustedes”, afirmó ante los asistentes al evento bipartidista y ante el presidente de la Asociación Nacional de Gobernadores, el republicano Larry Hogan.

Pompeo señaló que contrario a las expectativas de crecimiento que tiene el régimen comunista chino, el país asiático se ve cada vez más comprometido con la ‘represión’, la ‘competencia desleal’ y las ‘prácticas económicas depredadoras’, así como también una postura militar más agresiva.

Aunque también dejó claro que ello no significa que no se puedan hacer negocios con China, citando el acuerdo comercial fase uno que firmó el presidente Donald Trump el mes pasado.

El secretario de estado dijo: “Estamos contentos con eso. Eso era lo que había que hacer. Ese fue de hecho un acuerdo que fue bueno tanto para Estados Unidos como para China. Y estos lazos económicos son poderosos”.

“Son importantes y buenos. Son buenos para tu estado; Son buenos para Estados Unidos”, afirmó Pompeo ante Hogan.

De igual modo aprovechó para hablar sobre la ayuda médica que fue enviada desde EE. UU. hacia China para ayudar a tratar los casos de infección por coronavirus, así como también los más de 100 millones de dólares enviados en asistencia médica al país asiático y a otras naciones donde se ha propagado el virus.

El secretario  de estado luego señaló que “si bien hay lugares en los que podemos cooperar, no podemos ignorar las acciones e intenciones estratégicas de China. Si lo hacemos, arriesgamos los componentes importantes de nuestra relación que benefician a ambos países”.

En ese mismo sentido Pompeo habló sobre la carta que envió el Cónsul General de China en Nueva York al presidente de una de las legislaturas estatales, en donde lo instó a no pronunciarse ante la victoria de las recientes elecciones en ese país que dieron como ganadora a la líder del Partido Progresista Democrático, Tsai Ing Wen.

“Piensa en eso, tienes a un diplomático de China asignado aquí a los Estados Unidos, un representante del Partido Comunista Chino en la ciudad de Nueva York, enviando una carta oficial instando a que un funcionario electo americano no ejerza su derecho a la libertad de expresión”, añadió Pompeo.

También mencionó algunos otros casos, como cuando el consulado chino pagó a los estudiantes de la Universidad de California en San Diego para protestar contra el Dalai Lama.

O cuando el exgobernador de Mississippi, Phil Bryant, recibió una carta de parte del consulado chino en Houston, amenazando con cancelar una inversión si el gobernador decidía viajar a Taiwán; o cuando una escuela secundaria en Chicago anuló la invitación de un representante taiwanés para que hiciese parte de un panel de cambio climático.

“Los funcionarios del Partido Comunista Chino también están cultivando relaciones con los miembros de la junta escolar del condado y los políticos locales, a menudo a través de lo que se conoce como programas de ciudades hermanas”, señaló Pompeo.

El Secretario de estado reiteró durante el encuentro que “esta competencia china es algo que todos conocen. Está en el fondo de su mente. Pero ustedes tienen muchas obligaciones y son personas muy ocupadas. Pero esta competición está en marcha”.

“Y aunque a algunos les parezcan asuntos locales, el efecto acumulativo es de enorme importancia nacional e internacional”, añadió Pomeo quien también dijo que el “llamado el ‘Plan de los Mil Talentos’, es un plan para reclutar científicos y profesores para transferir los conocimientos que tenemos aquí a China a cambio de enormes días de pago”.

Por otro lado, también trató el tema de los denominados Institutos Confucio, en donde aparentemente se imparte cursos de idioma mandarín pero que sirve como herramienta para promover una imagen positiva del régimen comunista chino.

El diplomático estadounidense culminó su discurso instando a que los gobernadores estén atentos a la intromisión del régimen comunista chino con el único fin de proteger “nuestra seguridad, nuestra economía; de hecho, todo lo que apreciamos, todas esas libertades”.

Te puede interesar: ¿Por qué el primer año de la presidencia de Donald Trump es considerado un hito histórico?

videoinfo__video2.bles.com||b6284fcbc__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.