lvaro Echeverría Zuno, de 71 años, se quitó la vida de un disparo en la cabeza y dejó una carta póstuma en el lugar donde fue encontrado su cadáver, indicó la dependencia en un comunicado.

“En el área de jardín del inmueble, se localizó el cuerpo sin vida (…) con lesión penetrante en el área cefálica”, detalla el documento.

En el lugar se halló también el arma de fuego tipo escuadra “con cartucho único en la recámara y con cargador vacío”, así como una carta póstuma dirigida a sus familiares, precisó la fiscalía.

La autoridad detalló que el suicidio ocurrió alrededor de las 9h50 horas del martes (19.05.2020) (14h50 GMT). Agentes de la Policía de Investigación Criminal acudieron al domicilio ubicado en el barrio La Pradera, al norte de la ciudad de Cuernavaca.

El arma era propiedad de Echeverría Zuno quien contaba con permiso para su portación, señaló la fiscalía.

“De acuerdo al análisis de la escena y por la evidencia recabada en el lugar, se determina como etiología el suicidio, mismo que fue confirmado durante los estudios realizados y la necropsia”, añadió.

El expresidente Echeverría, de 98 años, es recordado por haber dirigido el país con mano dura y señalado como responsable político de la llamada “guerra sucia” de los años 1970, con asesinatos y desapariciones forzadas de numerosos estudiantes y guerrilleros comunistas a manos de agentes del estado.

En 1968, cuando Echeverría era ministro de Gobernación (Interior) de su antecesor Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970), se ejecutó la llamada matanza de Tlatelolco, donde centenares de estudiantes fueron reprimidos y asesinados por militares  y agentes estatales encubiertos.

En 2006, Echeverría fue acusado de genocidio, pero por su avanzada edad cumplió prisión preventiva domiciliaria y finalmente alcanzó la libertad condicional.

Fuente: DW.