Gabriel Retes, productor y director, realizó alrededor de 19 largometrajes. Entre los más famosos estuvieron “El Bulto”, “Bienvenido Welcome” y “La ciudad al desnudo”, que se cuentan dentro de las cien mejores películas del cine mexicano.

Retes inició su carrera actoral participando en puestas en escena dirigidas por su padre, pero fue hasta 1968 cuando incursionó en el cine en la cinta “Ardiendo en el sueño”, filmada por Paco Ignacio Taibo II, quien además era su amigo.

“Chin Chin el teporocho”

En 1975 dirigió su primera película, “Chin Chin el teporocho”, la cual está basada en el libro de Armando Ramírez y le llevó a conseguir el premio Ariel de Mejor Ópera Prima.

Dicha cinta narra la historia de un alcohólico del famoso barrio mexicano de Tepito, que recuerda cómo terminó sumergiéndose en el mundo de las drogas.

“Flores de papel”, “Bandera Rota” y “Un dulce olor a muerte” fueron también algunas de sus películas más destacadas durante sus poco más de 40 años de trayectoria.

Fuente: DW.

Te puede interesar: La estrategia del régimen chino para liderar la economía mundial en medio de la pandemia

Temas: Categorías: América México

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.