Autoridades mexicanas indicaron que hubo tensión en las conversaciones que condujeron al acuerdo alcanzado entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y demás países productores de crudo para reducir la producción mundial en 9,7 millones de barriles diarios.

La secretaria de Energía, Rocío Nalhe, señaló que de no haber intervenido el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en favor de México, no se habría alcanzado dicho pacto.

“El presidente Donald Trump fue el que llamó al presidente López Obrador. En la negociación, todo el mundo petrolero estaba esperando qué resultados habían. Esta organización, desde hace muchos años, marca pauta y los países externos que no están en esto como Canadá, Noruega, Brasil, Estados Unidos, siguen una pauta de lo que decide OPEP. Todos los países iban dando el seguimiento y cuando ven que México no iba a aceptar, que no íbamos a aceptar, Arabia (Saudita) dijo: si no acepta México, no hay pacto”, expuso Nahle.

La funcionaria detalló que Trump habló con el presidente Andrés Manuel López Obrador. “Todos los países del mundo, todos preocupados, sobre todo los productores, por estabilizar el precio”, recordó.

También rememoró la intervención de Trump entonces, cuando dijo que para estabilizar la situación, Estados Unidos pondría 250.000 barriles extra, “para compensar lo que México no puede”.

La funcionaria enfatizó en que el interés en el contexto internacional fue “cuidar el mercado petrolero”.

Rocío Nalhe aseguró que el mandatario estadounidense no pidió nada a cambio de recortar esos 250.000 barriles adicionales en nombre de México.

El presidente López Obrador recientemente hizo pública la carta enviada al secretario general de la OPEP en la que autoridades mexicanas argumentan que han hecho un gran esfuerzo por estabilizar una declinación productiva de años atrás y existe un gran apoyo de Estados Unidos.

También se ha destacado el convenio entre los mandatarios Trump y López Obrador, que incluye el compromiso del gobierno mexicano de disminuir 100.000 barriles diarios de su producción petrolera durante mayo y junio, mientras que Estados Unidos reducirá 250.000 barriles adicionales de su producción.

Fuente : Voz de América.

Te puede interesar: Michael Pompeo denuncia campaña de desinformación del Partido Comunista Chino