Fue el domingo más negro en la historia de Michoacán (México). Así lo recordarán los vecinos del pueblo de San José de Gracia, cuyo vecindario fue convertido, de un momento a otro, en el escenario del fusilamiento de al menos 17 personas. Un vídeo casero grabado desde una ventana próxima a los hechos constituye desde hace 24 horas una de las pruebas principales en la investigación abierta por las autoridades del municipio. A su llegada al lugar de los hechos, los cuerpos habían desparecido. Motivo por el cuál algunos medios especulan con que todo haya sido fruto de una “manipulación”. Cuestionado por el tema, el presidente del país, López Obrador, ha reconocido este lunes que “ojalá y no sea cierto”.

La ‘masacre’ del 27 de febrero en Michoacán

A plena luz del día y todo en cuestión de un par minutos. Cuando comienza la grabación el paisaje que se avista no ofrece lugar a dudas: en una calle nutrida por árboles, coches y casitas bajas está a punto de producirse un fusilamiento. Dos grandes monovolúmenes blancos abren sus puertas para cortar el tránsito y a su lado un grupo de civiles armados con fusiles largos apuntan hacia las puertas de un velatorio.

Allí aguarda una multitud de hombres y mujeres vestidos de luto. Forzados a abandonar el funeral, permanecen inmóviles con las manos en alto. (No se les escucha, seguramente pidan clemencia). No la obtendrán. Muy al contrario, los sicarios disparan a quema ropa contra los asistentes, y entonces una nube de pólvora domina la escena.

Hasta ahí llega la cinta. Los siguiente pasos son la huida, sin rumbo conocido, de los asesinos y la llegada de las autoridades al lugar de los hechos. De esto último, informó horas después la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán en un escueto informe. Según el mismo, después de ser alertados por “detonaciones de arma de fuego”, las fuerzas de seguridad desplegaron un operativo con el Ejército y la Guardia Nacional para “ubicar a los posibles responsables y generar las condiciones para que el personal de la Fiscalía de Michoacán lleve a cabo las diligencias que permitan esclarecer los hechos”. Sin embargo, la escena que encontraron a su llegada era muy distinta a la que esperaban…

¿Dónde están los cadáveres?

Si no fuera por los vídeos que circularon por redes sociales, podría pensarse que a las 17 personas asesinadas el pasado domingo se las había tragado la tierra. A la llegada de los agentes, el lugar “se observaba recién lavado”, aclaró la Fiscalía General del Estado de Michoacán (FGE) horas después del atentado. Aunque, los agentes sí “recolectaron cartuchos percutidos de armas de fuego” de distintos calibre y  una bolsa con envases de productos de limpieza. “De igual forma, se aseguró una motocicleta y dos vehículos que tenían daños por disparo de arma de fuego”, agregó la nota divulgada por los medios de la región.

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.