Los presidentes de México y Estados Unidos, Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump, hablaron por teléfono este fin de semana sobre las acciones para la reducción del riesgo de propagación del virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

En su cuenta de Twitter, el mandatario mexicano informó que le propuso a Trump acelerar la entrada en vigor del acuerdo comercial de Norteamérica conocido como T-MEC, para impulsar la recuperación económica de ambos países.

Detalló que fue una conversación afectuosa y que ambos reafirmaron el compromiso de trabajar siempre juntos y, en especial, ahora que hay tiempos difíciles.

López Obrador dijo además que agradeció a Trump su decisión de no cerrar la frontera.

Al respecto, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, informó que se acordó restringir los cruces en la frontera para viajes no esenciales, sin afectar actividades comerciales y laborales.

“No estamos nosotros hablando de cierre, simplemente se va a restringir para el caso de turismo, recreación”, dijo Ebrard.

Agregó que México recibirá a los migrantes indocumentados que sean rechazados por el gobierno estadounidense como parte de sus medidas sanitarias, pero aclaró que solo a los originarios de Honduras, Guatemala y El Salvador.

“Si nos regresan personas que no sean mexicanos o centroamericanos, México no lo aceptaría”.

Ebrard aseguró que el gobierno mexicano no ha determinado cerrar el acceso a vuelos europeos, pero sí lo está analizando y podría haber restricciones.

Sin embargo, no hay una decisión final y continúan las conversaciones con las autoridades estadounidenses.

Fuente: Voz de América

Te puede interesar: El Presidente Trump está ayudando a quienes desesperadamente necesitan ayuda

videoinfo__video2.bles.com||71ed0aae4__

Ad will display in 09 seconds