El gobierno de México declaró este lunes (30.12.2019) que busca un diálogo con las autoridades provisionales de Bolivia, que declararon persona no grata a la embajadora de México en ese país, en medio de tensiones que llevaron a la expulsión de diplomáticos bolivianos de España.

El subsecretario para América Latina y el Caribe de la Cancillería mexicana, Maximiliano Reyes Zúñiga, aseguró al canal Milenio TV que México “no quisiera” llegar a romper relaciones con Bolivia debido a este incidente y que el país busca “seguir construyendo canales de comunicación directos”.

Reyes dijo que el gobierno de Andrés López Obrador mantiene su deseo de no aumentar las tensiones diplomáticas con la nación sudamericana y que está actuando con apego a las normas de asilo en derecho internacional. “No hemos violentado nada al respecto”, aseveró.

Dijo que la decisión de expulsar a la embajadora María Teresa Mercado, quien tiene un plazo de 72 horas para abandonar territorio boliviano, “tiene un corte político derivado de la situación interna de Bolivia” y de la lucha de poder que se vive en ese país.

“No se han roto relaciones”

Por su parte, la titular de Secretaría de Gobernación (Interior) de México, Olga Sánchez Cordero, expresó en rueda de prensa que “no se han roto relaciones diplomáticas con Bolivia” y que los mexicanos que están en el país suramericano y quieran retornar a México serán recibidos.

“La Secretaría de Relaciones Exteriores, hasta donde yo tengo conocimiento, no tiene intención de romper relaciones con Bolivia y va a seguir”, dijo Sánchez Cordero.

La funcionaria mexicana señaló además que el gobierno mexicano continuará protegiendo a los excolaboradores del expresidente Evo Morales, que están asilados en la embajada de México en Bolivia.

Este lunes por la mañana, Jeanine Áñez, presidenta interina de Bolivia, declaró personas no gratas a la embajadora mexicana y a los diplomáticos españoles Cristina Borreguero y Álvaro Fernández, junto a un grupo de funcionarios, a quienes les dio 72 horas para dejar el país tras el incidente ocurrido la semana pasada.

Ebrard defiende a su embajadora

El gobierno español respondió con la expulsión de tres diplomáticos bolivianos, mientras que el de México ya tramita el retorno de Mercado a ese país, por razones de “seguridad”.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard dijo vía Twitter que Mercado había “representado plenamente a México y su causa a favor de asilo y paz”. Mercado respondió con otro tuit señalando que estaba orgullosa de mantener los “principios y la tradición de asilo” de México.

México había denunciado el hostigamiento a sus sedes diplomáticas en el país suramericano, ya que desde el pasado 23 de diciembre aparecieron fuera de las instalaciones alrededor de 90 agentes de Policía y Ejército.

El pasado 15 de noviembre México recibió a varios solicitantes de asilo en su embajada y en la residencia del embajador en La Paz.

La semana pasada, el Gobierno mexicano detalló que solicitaría medidas cautelares a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de las Naciones Unidas para que cesara en cuanto antes el asedio a las instalaciones diplomáticas de México.

Fuente: DW

Te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Ad will display in 09 seconds