Redacción BLes – Este martes, la luchadora estadounidense Tamyra Mensah-Stock, ganó la medalla de oro en estilo libre de 68 kg en los Juego Olímpicos de Tokio y dio una muestra de patriotismo y fe durante una entrevista que le realizaron luego de su victoria, según informó Breitbart News.

Mensah-Stock se convirtió en la segunda mujer, y la primera mujer negra, en llevarse la presea de oro para el equipo de lucha libre de Estados Unidos.

Luego de su triunfo fue entrevistada por enviados de la cadena NBC y sus palabras sorprendieron a más de uno, ya que esperaban encontrar un discurso antipatriota proveniente de una atleta negra. Mensah-Stock habló de su equipo, su familia, su bandera, su país y de dios.

“Es por la gracia de Dios que incluso puedo mover mis pies”, dijo la triunfadora al reportero de NBC y luego añadió  “Sólo lo dejo en sus manos, y rezo para que toda la práctica, todo el infierno al que me someten mis malditos entrenadores, dé sus frutos, y cada vez lo hace. Y cada vez mejoro más. Y es tan extraño que no hay un límite para lo que puedo hacer. Y estoy emocionada por ver lo que me espera”.

Cuando el periodista le preguntó sobre su sentimiento al tener la bandera estadounidense en sus hombros, su respuesta fue diferente a la de otros atletas negros norteamericanos que dicen no representar a Estados Unidos. Fue muy contundente.

“Se siente increíble”, expresó la luchadora, y agregó “Me encanta representar a los Estados Unidos”. 

Y fue más allá: “Me encanta vivir allí, me encanta, y estoy muy feliz de poder representar a Estados Unidos”.

Luego llegó el momento emotivo cuando no pudo aguantar las lágrimas al referirse a lo orgulloso que habría estado su padre por su logro. Cabe señalar que Mensah-Stock perdió a su padre mientras cursaba la escuela secundaria.

En estos juegos olímpicos se está viviendo una situación muy particular, se está viendo un comportamiento antipatriota de muchos de los deportistas estadounidenses, pero la mayoría de las medallas vienen de los deportistas que aman a su país y se sienten profundamente felices de representarlo.

Si bien la mayoría de los atletas son patriotas, los medios masivos se ocupan más de dar espacio a los que cuestionan a Estados Unidos, en una avanzada woke en la sociedad americana.

Está el caso de la lanzadora de bala, Raven Saunders, que obtuvo, este sábado, la medalla de plata y durante la premiación cruzó sus brazos en forma de “X”  por sobre su cabeza.

Según informó CNN, ella misma explicó a CNN que su gesto significa “la intersección de donde se encuentran todas las personas oprimidas”.

Saunders, de 25 años, es una activista LGBT y dice querer ser un modelo a seguir para otras personas que piensen como ella.

También le recomendamos: Los esfuerzos de Mel Gibson por RESCATAR a Britney Spears de la OSCURIDAD de HOLLYWOOD

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Este gesto de la atleta trajo mucha controversia, ya que el comité Olímpico Internacional (COI) había prohibido cualquier tipo de protesta en los podios durante la realización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

A raíz de la protesta de Saunders, el COI inició una investigación para sancionar a la atleta estadounidense, pero la reciente muerte de su madre, hizo que se suspendiera dicha investigación.

Sebastian Arcusin – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.