Redacción BLesEste domingo 25 de julio por la noche, manifestantes de distintas áreas de Estados Unidos se reunieron frente a la Casa Blanca pidiendo a la administración Biden que adopte una postura más firme para apoyar a los cubanos y condenar al régimen comunista de la isla, según lo reportado por Fox News

¡Libertad! ¡Libertad! ” corearon cientos de personas después del anochecer en Pennsylvania Avenue en un video tuiteado por la representante de origen cubano, María Elvira Salazar (R-Fla.). La manifestación continuó hasta la madrugada del lunes.

Si bien la administración Biden ha anunciado su apoyo a los manifestantes y también ha impuesto ciertas sanciones, el Miami Herald informó que los manifestantes tenían otras expectativas y le exigen que ejerza más presión sobre los comunistas de la isla. Algunos manifestantes llegaron a sugerir una intervención militar, otros que EE. UU. haga algo para evitar los apagones en la isla, ya que la falta de acceso a Internet impide la distribución de información sobre las protestas.

“El pueblo cubano ha salido a las calles exigiendo LIBERTAD y el régimen ha vuelto a cortar TODA INTERNET en la isla. ¡La Administración Biden debe dar luz verde y ayudar a la gente de #Cuba a volver a conectarse!” escribió este lunes 26 de julio en Twitter la representante María Elvira Salazar. 

En medio de la represión policial y la tensión que se sufre en la isla, Biden dijo que Estados Unidos está investigando si es técnicamente posible anular un apagón de Internet impuesto por las autoridades comunistas. 

Además, la administración Biden ha dicho que evalúa la posibilidad de reautorizar el envío de remesas y aumentar su equipo de diplomáticos en ese país. 

Para conocer la opinión de cubanos, el periódico El American contactó a la periodista independiente Miriam Celaya, quien señaló que hay una diferencia fundamental entre lo que piden los cubanos en Miami y lo que piden los manifestantes en la isla.

“Lo que piden los cubanos emigrados allá es una cosa, y los cubanos acá no le están pidiendo nada a Biden. Yo no he escuchado en ninguna manifestación que quieren remesas ni más diplomáticos, yo creo que es una mentalidad bastante acomplejada”, señaló.

La periodista afirmó que hablar de remesas es “irrespetuoso” debido a que ese dinero termina en las arcas del régimen de la isla.

“Me parece irrespetuoso que se hablen de remesas cuando aquí los cubanos no reciben ese dinero. Los cubanos que reciben remesas son una porción de la población. Además, esas remesas que llegan, llegan a los bolsillos de la dictadura”, agregó.

Le recomendamos: ¿Ciberpandemia? PLANES PERVERSOS de los globalistas del Foro Económico Mundial

Ad will display in 09 seconds

“Yo no sé de qué políticas estamos hablando, los cubanos tienen hambre de libertad y yo creo que somos capaces de labrarnos el camino. No creo que las remesas sean la solución, eso es vulgarizar los anhelos de libertad a los cubanos”, aseguró la entrevistada.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (republicano por California), dijo a The Post la semana pasada que los republicanos están sopesando la legislación para que Biden haga más por el pueblo cubano.

Este miércoles 21 de julio, más de 140 legisladores republicanos le pidieron a Biden, a gobiernos de la región y a la Unión Europea que instalen un tribunal penal internacional para investigar las violaciones a derechos humanos implementadas por el régimen comunista de Miguel Díaz-Canel.

Los legisladores coinciden en que los cubanos solo quieren libertad. “Es inconcebible que en este momento en que el pueblo cubano está siendo masacrado, Biden convoca un grupo de trabajo de remesas para debilitar las sanciones, como solicitó la dictadura. La mayoría del pueblo cubano, especialmente los afrocubanos, no tienen acceso a las remesas”, dijo el representante Mario Díaz-Balart (R-FLa).

El congresista aseguró que lo único que necesita el pueblo cubano es que Biden “lidere a la comunidad internacional por su libertad inmediata y proporcione acceso a Internet que no pueda ser bloqueado por la dictadura”.

Las protestas en las calles cubanas, que comenzaron en un pequeño pueblo hace 15 días y luego se extendieron, encuentran al país inmerso en la peor crisis social y económica de Cuba en décadas, lo que se suma a las restricciones a las libertades civiles.

Cientos de personas aún siguen detenidas o desaparecidas. Según los reportes, los detenidos se enfrentan a procesos sumarios y sufren severas golpizas.

Celeste Caminos – BLes.com