Redacción BLes– Votantes en el barrio neoyorquino de Queens recibieron boletas para votar por correo designadas para uso militar a pesar de ser personas que nunca estuvieron en las fuerzas armadas, reportó el New York Post.

Los sobres tenían impreso un rótulo que decía “Voto oficial por correo para militares” y muchos vecinos que los recibieron no tienen ninguna relación con el ejército, lo que generó la preocupación de si sus votos serán finalmente contados.

El concejal Jimmy Van Bramer del distrito de Sunnyside dijo: “Creo que eso es sólo la punta del iceberg. Parece que todos han recibido esta boleta en particular.” Bramer, un demócrata, agregó que “La gente ya no confiaba en este proceso y ya no confiaba en que la Junta de Elecciones puedan contar bien los votos”.

Según el reporte del Post, el rótulo en cuestión no es importante, pues la Junta de Elecciones usa los mismos sobres tanto para militares como para el resto de los votantes que vivan en el mismo distrito.

Sin embargo, debido a los reiterados reportes de fraudes alrededor del país y, principalmente en Nueva York a las fallidas elecciones primarias por correo, este hecho arroja más dudas sobre si el sistema de votación por correo funcionará finalmente en las próximas elecciones presidenciales. 

Desde los más 1000 votantes en Georgia que votaron dos veces, a los recientes arrestos de 4 individuos en Texas que fueron acusados de formar un esquema ilegal para recolectar votos, sumados a los recientes hechos en un distrito de Pensilvania, Luzerne, donde el fiscal denunció que varios votos de militares para Trump fueron “descartados”, según Breitbart.

Más allá del distrito de Sunnyside, hubo personas en los vecindarios de Richmond Hill, Forest Hills y Astoria que recibieron los mismos sobres militares para votar.

En un informe reciente de Project Veritas, James O’keefe reveló la participación de agentes somalíes que trabajan para Ilhan Omar, la congresista de izquierda del estado de Minnesota, más conocida como miembro del ‘escuadrón’, en un esquema ilegal de recolección de votos.

Según el informe de Proyecto Veritas, estos agentes se dedican a buscar los sobres para votar de edificios de ancianos que normalmente no salen a votar, y los llenan con los votos del candidato para el que trabajan. Además también traen somalíes de otros lugares a votar a Minnesota, y dado el poco o casi inexistente control por partes de los funcionarios de las elecciones, votantes de otros distritos terminan votando en Minnesota por los demócratas. 

El presidente usó su cuenta de Twitter para pedir medidas al fiscal de Minnesota:

“Esto es totalmente ilegal. Espero que el Fiscal de los Estados Unidos en Minnesota tenga esto, y otras de sus muchas fechorías, bajo seria revisión. Si no, ¿por qué no? Ganaremos Minnesota gracias a ella, y a las fuerzas del orden. ¡Salvamos Minneapolis y el Iron Range!”

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com